La app de música en streaming muestra las letras de las canciones que escuchamos para divertirse en modo karaoke.

Antes había que poner un disco, un casette, un cd y uno se aprendía el orden de cada una las canciones y sus respectivas letras. La repetición como manera de disfrute.

Hoy las listas son aleatorias, canciones sueltas que mantienen alguna característica en común, o por interprete, por estilo, por la estación del año, la hora del día y hasta por estados de ánimo.

Hoy todo cambio, es on demand y a un solo click, desde el Smartphone, la Tablet, la PC o el Smart Tv. Hoy la música es Spotify.

Spotify es una aplicación de origen sueco-estadounidense, que permite la reproducción de música vía streaming. Cuenta con un modo premium, que no incluye publicidad, tiene saltos de canciones ilimitados y beneficios aun sin utilizar internet ni paquete de datos. Claro que tiene un costo de suscripción.

De todas maneras, cuenta también con un servicio gratuito básico, con pocos saltos y publicidad, casi sin extras.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Spotufy permite escuchar podcasts en perfiles puntuales, explorar las colecciones de amigos, artistas o celebridades, o crear una propia estación de radio musical.

Esta app vio la luz el 7 de octubre de 2008 en el mercado europeo, mientras que su adopción en otros países se realizó a lo largo de 2009. Y no paró.

La astucia de esta empresa sueco-estadounidense, fue haber firmado acuerdos con las mayores discográficas a nivel mundial, como son Universal Music, Sony Music, Hollywood Records, Interscope Records y Warner Music, entre tantas otras.

De esta manera cuentan con casi todos los catálogos musicales del planeta.

Además no deja de crecer. Para fines del 2020, Spotify contaba con 320 millones de usuarios activos mensuales, incluidos 144 millones de suscriptores de pago, casi un 30% más que el año anterior.

Spotify ahora también karaoke

Spotify es una de las apps favoritas de los usuarios, ya que permite encontrar lo último en música y los clásicos también. Ya tenía gran aceptación en las noches de encuentros, con playlist para ambientar, compartir y bailar.

Además, si algunas canciones nos gustaron muchísimo, podemos hacer que nos acompañen a todos lados, como por ejemplo sesiones de gimnasio, trayectos en el colectivo o el tren, viaje con amigos, o clases de yoga. Donde sea.

Pero volviendo al entretenimiento, aquellos a los que les encanta cantar, podrán hacerlo con la ayuda de una nueva función que muestra las letras circulando mientras suena nuestro hit.

El karaoke es la forma más sana y divertida de romper la timidez y que todo se convierta en un coro divertido. Si estamos solos, podemos hasta imaginarnos ser una celebridad.

Por la gran aceptación del karaoke a nivel mundial, que no conoce fronteras, Spotify adjuntó a sus cualidades, la posibilidad de seguir la letra en pantalla.

En algunos países la función solo deja o dejaba ver la letra de la canción entera, sin seguimiento exactamente por donde la estábamos escuchando. El cambio es que ahora la letra pasará a la par de la canción, sincronizadamente.

Esta posibilidad de experiencia, podría no estar disponible en todo el mundo.

¿Cómo hacemos para ver las letras?

Un paso a paso sugerido por la firma indica seleccionar la barra “Estás escuchando”, que suele aparecer en la parte inferior de la pantalla de nuestro Smartphone. Allí dice Letra, pero está completa.

Atención en la Tablet, donde deberemos seleccionar la portada del álbum o disco, desde el menú lateral. Luego desplazarnos a la parte inferior para ver las lyrics.

Importante: si no nos aparece nada, significa que la función no está disponible para esa canción. De todas formas sabemos que la idea de Spotify es seguir sumando.

Según los ingenieros de la plataforma, la opción de karaoke, cuando esté totalmente vigente, no tendrá límites. Aun si no nos gusta cantar, acompañar con la lectura las letras sincronizadas, podría ser una buena manera de memorizar los contenidos y hasta mejorar la pronunciación de idiomas.

Pero lo importante es que no nos quedemos con ganas de cantar.