Sabemos qué es andar en bicicleta. Sabemos qué es hacer turismo. Pero hoy vamos a saber mucho más sobre qué es el biciturismo.

El biciturismo, también llamado cicloturismo, es una muy entretenida y desafiante actividad recreativa.

La principal característica es que combina, de manera no competitiva, el placer de disfrutar de la práctica deportiva, el ciclismo, en este caso, y el turismo.

Desde la actividad en sí, se trata de aprovechar al máximo el viaje en bicicleta para descubrir, redescubrir e incluso resignificar, el entorno, los paisajes, la vista, los lugares.

Debemos sumar como cuestión importante, que es amigable con el medio ambiente, ya que incentiva y promueve la actividad a pedal para así minimizar el uso de vehículos contaminantes.

Y claro, resaltar los beneficios de realizar una saludable a práctica de ejercicio físico.

Lo que parece aconsejable en todos los foros de turismo en bicicleta, es que se disfruta mejor en grupo o al menos, en pareja. No quiere decir que solo no sea placentero, sino que la experiencia compartida se muestra superadora, casi como parte de un ritual de compañerismo y amistad.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Elegir bicicleta para biciturismo

Está claro que mientras tenga dos ruedas, se puede practicar con cualquier bicicleta.

Acorde a las necesidades de la travesía, estilo de viaje, distancias y presupuesto, podremos ir perfilando la bicicleta indicada.

Lo cierto es que en mercado encontraremos gran variedad de tipos y modelos de bicicletas, que van desde trekking, calle, carrera, montaña, eléctricas, plegables o cualquiera de muchas opciones más. El biciturismo no excluye ninguna.

Además también podemos personalizar nuestra bicicleta, agregando o incorporando cambios, pedales, frenos, manubrios o incluyendo posibilidades más tecnológicas, como GPS, cuentakilómetros, soportes para Smartphone y miles de accesorios más.

El biciturismo en el mundo

El biciturismo o turismo en bicicleta, es una tendencia que está en franco crecimiento a nivel mundial. La llegada de las caravanas de turistas en bici a los pueblos y localidades del interior, genera un crecimiento comercial que los especialistas estiman en un 30% superior a lo que “gasta” un turista convencional.

Por otra parte, quien practica turismo en bicicleta, ha ahorrado mucho en combustible, por lo que es un dinero que invertirá en gastronomía, regionales o alojamiento en destino.

Y es normal: los bicituristas se concentran en disfrutar, tanto del recorrido, como del lugar donde se detienen.

Turismo en bicicleta: estilos

Este turismo en bicicleta no es siempre igual. Algunos definen el biciturismo como la idea de viajar en bici en travesías de diversa duración, tanto en el día como de varias semanas, meses o años.

Por lo general, una persona en razonable forma física y con una bicicleta cargada de equipaje, puede recorrer entre 50 y 150 km por día, siempre dependiendo del tipo de terreno, la geografía y hasta la cuestión climatología.

Es por ello que podemos encontrar:

– Biciturismo urbano: distancias cortas, poco equipaje.

– Biciturismo autosuficiente: bicicleta y mochila con todo lo necesario.

– Biciturismo ligero: solo bicicleta y mochila pequeña. Todo lo demás en destino y si es con tarjeta de débito o crédito, mejor.

– Biciturismo de larga distancia: son rodadas de semanas o meses, por lo general, atravesando países. Se recomienda incorporar alforjas a la bicicleta.

– Biciturismo asistido: es una modalidad que cuenta con un vehículo de apoyo para el transporte de equipaje y equipo técnico para roturas, pinchaduras o emergencias.

El biciturismo llegó para quedarse. Bueno, mejor, para seguir viaje.
Una hermosa manera de visitar y conocer sitios turísticos no explorados y vivir una experiencia única, rodeada de atractivos naturales, culturales y paisajísticos.