Nuestras mascotas se tranquilizan y relajan con la música. Esto puede ser muy beneficioso cuando están nerviosos o agitados, siguiendo ciertos pasos.

Hace poco se celebró el Día del Animal, y sabemos que en un contexto hogareño, son parte de nuestra familia.

Si supiéramos qué música es la que más le gusta a nuestro perro o gato, o cualquier mascota en general, se la brindaríamos sin dudar, encendiendo los equipos de sonido, activando los parlantes, utilizando Bluetooth para emparejar Tablet, Smartphone, o le que haga falta para darles un gusto.

Si nos tomamos el trabajo de navegar por Internet, encontraremos todo tipo de músicas, métodos y tutoriales para conseguir que nuestra querida mascota se relaje y se tranquilice.

Muchas veces, nuestro pequeño amigo animal, puede haber tenido una mala experiencia o un susto grande, por ejemplo con la pirotecnia, o en la calle o con peleas con otras mascotas.

Son muchos los estudios científicos que confirman que la música amansa a las personas y también a las mascotas.

De hecho hay música que se emplea en el adiestramiento o en la estimulación del canto de ciertas aves, por ejemplo.

Lo cierto es que, por citar un caso sabido, la música se percibe por el oído y justamente este es uno de los sentidos más desarrollado por perros y gatos, que suelen ser las mascotas más habituales en los hogares.

Si nuestras mascotas pueden oír un sonido a muchísima distancia o a una frecuencia que los humanos no, y reaccionar, imaginemos lo relajante que será para ellos percibir una música que les sea placentera y tranquilizadora.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

La música y nuestras mascotas

La música no solo los pone contentos, los alegra o relaja, sino que como ocurre con nosotros los humanos, también puede modificar su estado emocional.

A la hora de intentar educar a nuestra mascota, los estudios determinan que siempre es más simple que aprenda una orden o asimile un hábito si es con música.

Nuestro animal relacionará los sonidos con las tareas y los unirá generando un hábito.

En la actualidad hay incluso terapias alternativas, basadas en sonidos y música que pueden ayudar a ordenar las emociones de nuestras mascotas, más aún si son excesivamente nerviosas o hiperactivas.

¿Cómo saber cuál es la música indicada para nuestra mascota?

Las páginas y foros de especialistas recomiendan ir probando sonidos y canciones para ver la reacción de nuestra mascota.

Hay música suave que claramente predispone de mejor manera. Busquemos esas canciones cuando nuestro pequeño amigo haya tenido una jornada de mucha acción, ajetreada o de mucha exposición a factores externos, para notar si cede a la relajación de manera calma y con cierto alivio y seguridad.

En búsquedas de Youtube podemos encontrar un amplio catálogo para mascotas de música relajante en diversas variedades, divididas en descripciones como animalitos inquietos, nerviosos, asustados, enfermos, cachorros, ansiosos, luego de pirotecnia, para que duerman. Incluso para que no los afecten las separaciones de sus amos.

Dar play para nuestra mascota

Antes de dar play a la música para nuestra mascota, esperemos que primero se recueste en su lugar favorito.

Ya en su lugar seguro, ponemos play para que la música suene a un volumen amable y cerca de nuestra mascota. Esto hará que se relaje e incluso se duerma tranquilamente.

No deja de ser la base de la musicoterapia y esos sonidos provocan que baje el ritmo cardíaco, reduciendo el nivel de pulsaciones, lo que consigue que la respiración sea más lenta.

Obvio que esta calma a nuestra mascota no le llegará automáticamente con la música. Se trata de ser constantes para que nuestro pequeño amigo asocie la música con la relajación, la seguridad y el posterior sueño en todo caso.
La estrategia es poner un poco de música a diario, unos 15 minutos, para lograr el hábito y paz que claramente, para la vida de nuestra mascota, será más que beneficioso y placentero.