En este informe repasamos todos los datos curiosos sobre Cruella, la película Premier Access de Disney Plus.

Cruella llegó para continuar la tendencia del séptimo arte, de repasar y por qué no, tratar de entender, cómo los malos de las historias se convirtieron en lo que son.

No es nuevo este tipo de guiones, incluso atentos a los efectos comercialmente positivos que tienen las precuelas.

Lo cierto es que Cruella, protagonizada por Emma Stone y dirigida por Craig Gillespie, viene como parte de los vagones de revisión histórica que ya pudimos contemplar con la Maléfica de Angelina Jolie o el Joker de Joaquin Phoenix.

Disney Plus sabe de la demanda en estos tiempos, por eso la película se vio con Premier Access, con un pago único y por tiempo limitado. Luego, habrá que esperar a que la película sea liberada para los usuarios de la plataforma de streaming, pero eso será a finales de agosto.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Ya en la trama

La película establece una trama en la que seguimos a Estrella, una joven e inteligente delincuente, que va muy segura por la vida, intensificando sus fechorías en tierras londinenses. De todas formas, no es solo una malhechora, ya que también busca llegar a la fama como diseñadora.

En este puente de historia, aparece la baronesa Von Hellman, interpretada por la enorme Emma Thompson, quien ya es una encumbrada leyenda de la moda y advierte el talento de la joven diseñadora.

Estella comienza una trasformación, mezcla de maldad y talento, que le da vida a la peligrosa pero elegantísima Cruella, una mujer sin límites y ávida de venganza.

Datos curiosos sobre Cruella

Su infancia

La historia nos cuenta sobre la infancia y adolescencia de Cruella de Vil, nacida con el nombre de Estella. Nos lleva a descubrir cómo se crió, dándonos ideas de los orígenes de su maldad. Hasta ahora lo único que sabíamos de Cruella era que se quería hacer un abrigo de piel de dálmatas. Ahora entenderemos de dónde viene toda esta obsesión.

Los dálmatas inspiran moda

Según la línea temporal, Cruella transcurre antes de los acontecimientos de las películas 101 Dálmatas, tanto del clásico animado de 1961 como de la versión de acción real de 1996.

Desde la creación del vestuario de Emma Stone, tenían bien claro una cosa: todo debía tener blanco y negro combinado, como un dálmata. La diseñadora de vestuario Jenny Beavan tuvo libertad creativa en los looks y trabajó con Joel Fry y Paul Walter Hauser.

Pensando a futuro, desde la producción, se aseguraron que la Cruella de Stone, tranquilamente pudiera evolucionar y llegar a la Cruella de Glenn Close de 1996.

Siempre fue Emma Stone

Desde la producción confesaron que siempre el personaje de Cruella tuvo el rostro de la actriz Emma Stone. Tanto Marc Platt como Andrew Gunn, sostienen que Stone logra un personaje de ficción con la capacidad extraordinaria de ser desagradable y egoísta, y al mismo tiempo conquistar al público. Puede pasar de la maldad a lo desgarrador en cuestión de segundos. Además, tiene una habilidad impecable para el humor y realmente habita los personajes que crea. Nunca se dudó: era Emma Stone.

Rock and Cruella

Es para un capítulo aparte la banda de sonido de la película, que ya se encuentra disponible en plataformas de audio y tiendas digitales. El rock es protagonista, con toques de style emergente de los ´70, mezclando algo de pop y pinceladas de música de hoy. Un mix que no falla, donde se corta sola la canción “Call me Cruella” interpretada por Florence + The Machine.

Pero hay más.

Al recorrer la BSO, encontraremos la presencia de bandas como The Clash o Blondie.

Ocurre que Cruella es así, casi punk y algo new wave.

Una perlita: Nadia Stacey, diseñadora de maquillaje y peinado de la película, reconoció que la legendaria cantante Debbie Harry, líder de la banda Blondie, fue su inspiración para Estella.

Por último, casi a modo de regalo extra, los estudios de Mickey Mouse han confirmado la realización de Cruella 2.
Para alegría de los fanáticos, pueden cambiar muchas cosas, pero lo que ya se sabe es que Emma Stone seguirá siendo la mala, o no tan mala, de la película.