HotSale, BlackFriday o el próximo CyberMonday son la tendencia a la hora de sumar descuentos y promociones. Esta edición es ideal pensando en el verano.

El CyberMonday es ya un clásico. La iniciativa creada por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, se mantiene vigente y crece desde el 2012, con el objetivo de promover el e-commerce o comercio on line.

Consiste en jornadas de descuentos y beneficios exclusivos para los clientes que compren de esta manera digital, permitiendo a las empresas adheridas, un boom de ventas que reactive el sector. En este caso será los días 2, 3 y 4 de noviembre.

En este contexto de pandemia y ante la posibilidad de tener un verano distinto a los anteriores, qué mejor que aprovechar promos y descuentos y tener todo listo para la escapada a la playa.

La carpa, la “heladerita” o conservadora, la reposera y el equipo de música, son parte del equipo básico y necesario para ir a la arena. O incluso a la pileta.

Te acercamos una guía de estos productos para elegir el mejor y aprovechar el CyberMonday primavera/verano 20/21.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Carpas playeras

Acampar siempre es una gran aventura. Si es un camping debemos asegurarnos que esta “casita” sea cómoda, segura e impermeable.

Por eso enumeramos algunas consideraciones importantes:

– Que la carpa sea cómoda y liviana de transportar. No siempre más peso es más protección.

– Que sea impermeable. Lo normal es que la humedad se haga presente de una u otra forma. Busquemos que sea una tela firme y que nos brinde el mejor aislamiento.

– Que nos cuide del calor y no nos sofoque. Si bien la idea de la carpa playera es no quedarse mucho tiempo en el interior, es importante que nos resguarde y tenga opciones de ventilación.

– Que sea fácil de armar y de desarmar: en lo posible que alcance con las manos de uno solo y que el proceso sea rápido y sin necesitar un batallón de ayudantes.

– Antes de comprar, revisemos las costuras, el piso, las varillas o parantes.

La carpa playera es indispensable si pretendemos tener nuestro lugar cómodo y seguro. Hay modelos tan prácticos que no necesitan varillas y hasta se arman solos cuando la sacamos de la bolsa de traslado.

Si estamos más al resguardo, puede servirnos perfectamente un iglú o medio iglú. Dan respuesta al viento, la arena que vuela y el sol.

La conservadora o “heladerita”

Como todo, también han evolucionado. Existen modelos con cuerpo de plástico extrafuertes. Retienen el frio cada vez más tiempo, con paredes que llegan a las 2 pulgadas en algunos casos.

Los modelos más nuevos son tan confortables que hasta tienen ruedas de aluminio y una manija desplegable como la de las valijas. Algunas cuentan con un accesorio de acople especial, tipo enganche, para arrastrarlo con la bicicleta.

Nuestra “heladerita de playa” permite llevar desde colaciones hasta las comidas centrales. Si pensamos pasar el día frente al mar, son indispensables para frutas o fiambres y por supuesto, para las bebidas refrescantes.

Reposera anti estrés

Relajarse frente al mar o frente a la pile no tiene precio. La reposera tiene la cualidad de convertirse en nuestro trono. Modesto, pero trono al fin.

Existen distintos materiales, opciones de funcionalidades y formatos, resistencia al agua y clima y claro, variados precios.

Es importante pensar en una reposera duradera, ya que no solo la utilizaremos este verano o alguno más, sino que durante la primavera o las tardes de sol en casa, también nos permiten disfrutar unos tibios rayos de luz natural y por qué no, descansar en nuestro espacio preferido.

En el mundo de las reposeras hay de todo: materiales ultra livianos para los traslados, resistentes a rayos ultravioleta, reforzadas para personas con gran porte físico, de aluminio muy fiel, de madera de diversos tipos, en fin, de todo.

El material de nuestras reposeras es primordial al momento de considerar también los otros factores a tener en cuenta.

Para no equivocarnos a la hora de la compra, debemos preguntarnos y respondernos lo siguiente: dónde se usará, para qué, quien la utilizará, qué cuidado y mantenimiento le daremos, queremos que sean apilables o no, qué diseño nos gusta y por supuesto, qué presupuesto tenemos.

Lo concreto es que nuestras reposeras para playa deben ser reconfortantes plataformas de relajación y ocio. Atentos a las variables de uso y clima, tengamos en cuenta que la reposera debe ser fácil de limpiar y resistente.

Tenemos carpa, conservadora y reposera. Solo nos falta algo de música.

Equipos de sonido

Siempre pensemos que en la playa no estamos solos, que hay que convivir. Nuestra música debe ser lo menos invasiva posible para que no nos provoque una situación incómoda o molestemos.

El parlante o equipo que llevemos a nuestra escapada playera debe ser capaz de resistir la severidad del aire libre y las playas arenosas.

Existen en el mercado marcas que ya fabrican parlantes resistentes a las variables climatológicas, incluso impermeables. También los hay con estructura liviana y fuerte que soportan golpes de traslado y caídas.

Como todo producto, viene en una gran variedad de formas, tamaños y precios, por lo que es imposible establecer alguna regla general.

Entonces ¿cómo elegir el modelo perfecto?

Con algunos consejos que nos hagan de guía. Por ejemplo:

– Calidad del sonido: que sea claro y nítido, que no se distorsione si subimos el volumen.

– En lo posible busquemos modelos impermeables. Sabemos de tormentas de verano que llegan y se van de golpe. También en la playa encontramos cierta humedad salina de la que hay que cuidar el equipo.

– Atención a la duración de la batería. Si usamos el volumen alto, la batería durará menos tiempo. El tamaño y demanda de los parlantes genera consumos distintos. La gran mayoría de estos equipos cuentan con una batería interna que se carga a través de un puerto USB.

– Que sea portátil, de diseño liviano, compacto y cómodo.

– Y que sea Bluetooth, para una fácil conexión entre los dispositivos que además, cuentan con diferentes apps para elegir el estilo musical preferido.

Ahora sí. Todo listo. Solo nos resta esperar que llegue el verano, ver qué posibilidades nos brinda la pandemia para cuando llegue el calor y apuntar al destino deseado.

Ya tenemos carpa, reposera, conservadora y buen sonido. Y además, nos costó bastante menos y en cuotas, gracias al CyberMonday. ¡Perfecto!