Para ir tras nuevos desafíos gaming, no puede quedarse atrás nuestro equipo. Veamos entonces cómo elegir la mejor laptop gamer.

Si estamos pensando en adquirir una laptop gamer, deberemos tener en cuenta una serie de características que quizás no le exijamos a una laptop común.

Para elegir una computadora portátil gamer deberemos estar al tanto de ciertos términos y especificaciones que surgirán ante esta decisión compleja.

Desarrollaremos una práctica guía de orientación, con conceptos básicos y características principales, que nos harán más simple encontrar la laptop gamer ideal.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Cómo elegir una laptop gamer?

Luego iremos por detalles más técnicos y de definición, pero lo primero que buscamos en una laptop gamer es que tenga un alto rendimiento para ejecutar videojuegos pesados sin problemas.

Eso solo será posible si cuenta con un procesador y una tarjeta gráfica potentes, una memoria RAM y unidades de almacenamiento de gran capacidad. Si no, es seguro que insultaremos más de una vez.

Características principales de una laptop gamer:

Vamos a comenzar por lo importante:

– Procesador y GPU bien potentes: El procesador es el cerebro de cualquier PC y determinará su performance. Si el videojuego es de alto rendimiento, es recomendable un procesador Intel Core i5 o AMD Ryzen 5 de última generación o superiores. Si en el modelo del procesador aparece una “U” es bajo consumo. Si hay una “H” se trata de una CPU optimizada para alto rendimiento.

En cuanto a la GPU o tarjeta gráfica, es la clave para disfrutar de imágenes con velocidades fluidas y de alta resolución.

– Memoria RAM de alto rendimiento: Es la que almacena datos temporalmente para permitir que la laptop ejecute tareas en simultáneo y de manera más rápida. No aceptemos menos de una RAM de 8G, mucho mejor si fuera 16 GB.

– Capacidad de almacenamiento: No solo almacenar es importante, sino también la velocidad. Busquemos una laptop que tenga una unidad de estado sólido (SSD), ya que cuenta con una mayor velocidad de lectura y escritura aleatoria de datos.

Un capítulo aparte es la pantalla.

– Pantalla de alta definición: El tamaño y la calidad de la pantalla de la laptop gamer tendrá un impacto directo en la experiencia de juego. Pero vamos por detalles:

– Resolución. A mayor resolución, imagen más clara y nítida. Las hay estándar Full HD (1080p), pero si el bolsillo lo permite, busquemos pantallas Quad HD (1440p) o 4K (2160p).

– Tasa de refresco: Si es alta, permitirá que las imágenes de acción en pantalla se vean más fluidas, ya que se actualizan más veces por segundo. Las laptops gamer cuentan con frecuencias de actualización de 120 Hz, 144 Hz o más.

– Tamaño de pantalla: Aquí lo que ocurre es que las laptop deben ser portables. Si la pantalla es muy grande, el peso y el tamaño afectan la portabilidad. Dicho esto, las laptop tienen pantallas que van de 13” a 17” pulgadas. Busquemos modelos de bordes delgados.

– Diseño y portabilidad: En las laptops gamer se busca el equilibrio entre rendimiento y portabilidad. Vayamos por modelos que no superen los 2500 gramos. Si nuestra laptop será solo gamer, busquemos modelos específicos, que cuenten con teclados o periféricos iluminados y bordes ultradelgados, por ejemplo.

Una última sugerencia: que el modelo cuente con buena cantidad de puertos y conectividad. Esto nos dará la posibilidad de expandir su funcionalidad. Estemos atentos a la cantidad de puertos USB, las entradas HDMI, SD o conectores para auriculares.

Es un inicio: estos son los puntos principales a tener en cuenta para elegir la mejor laptop gamer. Ahora solo resta jugar!