Es tendencia en el mundo los videojuegos, alternar las consolas con otros soportes como el teléfono. Veamos cómo elegir el mejor Smartphone gamer.

En los últimos años se ha observado una tendencia que sorprendió al mercado: algunos jugadores iban migrando de las consolas físicas o virtuales a las pantallas de los Smartphone gamer.

Ante esto la industria reaccionó, generando un segmento de mercado al que se le ve un futuro promisorio.

La definición es simple, ya que se trata de teléfonos inteligentes pensados para jugar como si fueran una consola portátil, pero sin dejar de ser un celular.

A decir verdad, con pasos firmes, el desarrollo del Smartphone gamer comienza a ganar terreno con fuerza.

En ese escenario, lo más difícil es encontrar un modelo que se adapte lo mejor posible esas necesidades. Claro que no todos los modelos brindan la satisfacción deseada.

Por eso repasaremos los aspectos de mayor importancia y a tener en cuenta a la hora de adquirir uno de estos teléfonos.

Vamos paso por paso, punto por punto, a encontrar las características distintivas y necesarias para elegir el mejor Smartphone gamer.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Características de un Smartphone gamer

Hay algunos aspectos y características necesarias que determinan el buen funcionamiento de un teléfono que tendrá estas particulares exigencias.

Debemos buscar equipos livianos y potentes a la vez, que nos aseguren buen rendimiento y respuesta.

Esta es una guía esencial para contemplar antes de la compra:

– Procesador y chipset: el desarrollo y la calidad de este dúo determinará la correcta elección de nuestro Smartphone gamer. Son claves para permitir la reproducción correcta de los nuestros juegos preferidos, con la potencia y nitidez necesaria. El chipset asegura la compatibilidad y la interconectividad.

– Memoria RAM: la cuenta es simple, cuanta más memoria RAM, más fluida será la navegación.

– Pantalla: necesitamos contar con buena luminosidad y contraste. Para el gamer, son necesarias también excelentes frecuencias de refresco y resolución. Lo cierto es que a mayor calidad de estos parámetros, más costoso es el Smartphone.

– Autonomía: el mal no resuelto de toda la telefonía mundial: la batería. La autonomía es justamente la capacidad de la batería. Si esta fuente de energía es buena, nos permitirá jugar y enfrentar desafíos sin tener que estar atentos a si se nos apaga el teléfono.

Qué debemos exigir sí o sí

Para no maldecir nuestro Smartphone gamer, además de los puntos anteriores, seamos vigías de:

Definición de pantalla

Busquemos modelos de alta resolución y elevada cantidad de pulgadas. Recordemos que al tener que usar los dedos en la pantalla para realizar acciones del juego, necesitaremos que sea grande, para no perder visual de campo.

Sumémosle celosamente una alta tasa de refresco. Es fundamental para poder disfrutar con mayor fluidez de los juegos.

Y también, en caso de ser posible, probemos antes de la compra la sensibilidad táctil de nuestro teléfono inteligente para gamer. No es la misma demanda que para un teléfono normal.

Gatillos (botones) y comandos

Todo lo anterior es muy importante pero, lo que marca la diferencia en la experiencia gamer, es la utilización de gatillos (botones) o comandos táctiles o físicos.

Es fundamental configurarlos correctamente en cada juego para obtener sus beneficios en las tácticas.

Notaremos que la rapidez y la sensación que dan si los aprovechamos bien, es superior a tocar una simple pantalla.

Los teléfonos inteligentes gamer avanzan. Hoy vemos modelos con dos gatillos en uno de los bordes. Pero ya hay marcas que desarrollan modelos con cuatro y hasta ocho botones físicos externos de interacción.