Si queremos una buena imagen para nuestros videojuegos, este informe nos será muy útil. Vamos a ver cómo elegir el mejor Smart TV gamer.

El público gamer es exigente y es entendible. Una mala conectividad o algún problema en la tasa de refresco pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte (de nuestro avatar, obvio).

Las consolas se han convertido en uno de los productos estrella de la demanda, pero para poder disfrutar de los videojuegos necesitamos un buen televisor. Y si es un Smart TV para nuestro universo gamer, mucho mejor.

Se imaginan en plena batalla o carrera, que todo se pixele o que por malos negros, no nos percatemos de un monstruo en la sombra? En el mundo gamer, esto es fatal.

Acercaremos consejos para saber qué Smart TV elegir para disfrutar de una experiencia lo más completa e inmersiva.

Las Smart TV de hoy en día vienen equipadas con todo tipo de tecnologías y parámetros que no siempre son fáciles de interpretar, con muchas variables.

Nosotros vamos por nuestro objetivo: elegir el mejor Smart TV gamer.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Consejos a tener en cuenta al elegir un Smart TV gamer

Hay una serie de factores determinantes a la hora de elegir un televisor, gamer o no.

Algunos son más específicos que otros y más importantes para el mundo de los videojuegos. Casi obligatorios.

Veamos cuáles son.

Alto rango dinámico (HDR).

Uno de los factores más importantes a la hora de comprar un Smart TV gamer, es el alto rango dinámico. El HDR es vital para determinados juegos, donde se saca el máximo partido al rango dinámico entre las zonas más claras y las más oscuras. Con tener HDR10 es suficiente, pero el ideal sería HDR10+ que tiene metadatos dinámicos que le permiten ajustar la iluminación en tiempo real.

Sí o sí, resolución 4K

El mejor Smart TV para exprimir al máximo la consola debe ser 4K. Si bien la Nintendo Switch no es compatible, la PlayStation 5 y Xbox X sí. También algunas consolas anteriores con algunos juegos.

No menos de 32 pulgadas

Un televisor de 50 pulgadas sería ideal. El mínimo será de 32 pulgadas, que es algo más que un monitor habitual, pero suficiente para disfrutar de los mejores títulos.

En cuanto a las pulgadas, el gamer sueña con que la tele sea lo más grande posible.

Si es 4K puede ser un modelo de 55 pulgadas o más.

Herzios

La mayoría de televisiones traen el estándar de 60 Herzios. Es lo mínimo que debemos comprar, aunque es prácticamente imposible encontrar una Smart TV, gamer o no, de menos. Para un disfrute ágil y sin lag, busquemos de 120 Hz. Se entiende que cuanto más, mejor. Claro que cuanto más Herzios, más caro el Smart TV.

Compatible con Freesync

Es muy importante que sea compatible con Freesync. Es una tecnología desarrollada por AMD para que los dispositivos a los que conectamos nuestra consola tengan una sincronización precisa con el televisor. Es fundamental a la hora de elegir el mejor Smart TV gamer.

Los modelos de los últimos 5 años, ofrecen el modo gaming o gamer de forma automática, lo que permite que se ajusten variables como la tasa de latencia.

Esto asegura que la experiencia este a la altura de las expectativas.

FALD (Full Aray Local Dimming)

Casi que no importa la marca, pero es muy importante apostar por un modelo que tenga FALD (Full Aray Local Dimming). Se trata de una tecnología que ofrece negros más profundos y un mayor nivel de detalle en zonas oscuras. Y aquí hay que descartar la gama media de TV, ya que solo los modelos más premium cuentan con ella.

Si este televisor es específicamente destinado a nuestra consola de videojuegos, contar con FALD será la diferencia determinante.