Qué es lo aconsejable y cuál sería la más adecuada para cada edad

La incorporación de la tecnología ya es un hecho; el próximo paso es poder determinar cuál es el dispositivo adecuado para los niños y jóvenes.
Es muy importante tener en cuenta que la utilización de tablets o teléfonos inteligentes permiten una estimulación y un apetito por el descubrimiento que obligan a prestar más atención, no solo a las características técnicas, sino también a la necesidad de abastecer los dispositivos con aplicaciones y software que permita mantener esa atención orientada al desarrollo.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

También estar atentos a que las tablets no tienen solo un perfil recreativo: hoy, son la plataforma más implementada en desarrollos escolares. Por ello la importancia de elegir bien. Es fundamentan tener en cuenta que, acorde a las edades, serán las demandas. Para ofrecerte una mejor guía, hemos dispuesto tres grupos para enfocar mejor las opciones.

Los más pequeños

Cuando busques un dispositivo para los más pequeños, deberás tener en cuenta no solo las capacidades técnicas del dispositivo, sino también la resistencia a los golpes. Pensando en los contenidos y la interacción, los niños de tan solo un año ya pueden deslizar, seleccionar y presionar en la pantalla táctil, logrando un entretenimiento o aprendizaje más divertido. Las aplicaciones interactúan con él de manera dinámica, con sonidos, colores, imágenes y animaciones. Pensando en los más pequeños de la casa, lo ideal son las tablets sencillas, con botones grandes, colores llamativos y en lo posible con carcasa resistente y protegida de las caídas y enojos. En cuanto al tamaño, los especialistas consideran que convienen tablets más bien pequeñas en pulgadas, para que su peso no sea incómodo o canse las manos de los chicos al sostenerla, ya que a esa edad solo quieren jugar. Si el uso que se le dará es para ver películas en el auto, en el sillón o en la cama, una pantalla un poco más grande permitirá mejores imágenes.

Los no tan pequeños

Los nativos digitales ya tienen la tecnología incorporada a sus vidas, es por ello que sus demandas también van cambiando y volviéndose más exigentes. Velocidad, calidad en las imágenes, complejidad, practicidad: todo debe estar contenido en el dispositivo móvil al que accedan.
Es natural que tus hijos exploren con intriga y apetito el mundo virtual. Y el mundo real también, también accesible a través de internet. Es importante tener en cuenta que la tecnología será parte de su aprendizaje escolar y claramente desarrollará curiosidad e interés en absorber, aprender y codificar lo explorado.
Claro que ese nuevo horizonte también trae el desafío de los contenidos. La gran mayoría de los dispositivos para niños preadolescentes, permiten la instalación de software de control parental de contenidos. Esto permitirá vigilar, limitar o impedir material nocivo para menores de edad. Herramienta fundamental para cuidar a los chicos que accederán a programas y contenidos útiles dentro de un entorno seguro.
Desde lo técnico, la mejor opción será una tablet rápida, con buena definición de imagen y sonido, que permita cierto realismo. Las pantallas serán más grandes, no solo la para el entretenimiento y los juegos, sino también para la demanda educativa, que ya incluye esta tecnología.

Adolescentes

En esta etapa los dispositivos no cumplen solo un rol lúdico o educativo. Además de la posibilidad de exploración, también le permite a los adolescentes la comunicación a distancia, el acceso a redes sociales, en definitiva la socialización o socialización digital. La comunicación a través de la pantalla permite formar lazos y relaciones, puentes muy importantes en el desarrollo de los jóvenes especialmente.
También es la etapa donde desarrollan sus gustos y es habitual que elijan su música o quieran ver y volver a ver videos. Por eso, a la hora de elegir una tablet ideal para ellos, debemos tener en cuenta la capacidad de memoria, la cantidad de gigas de almacenamiento. Si en la preadolescencia ya demandaban rapidez, definición y mayor calidad, el adolecente irá por más y exigirá capacidad de respuesta multimedia y muchas ventanas abiertas en simultáneo, todo a un “touch” de distancia.
La pantalla es importantísima para ellos. A mayor tamaño, más detalle de color, tanto para ver películas como para leer los apuntes del colegio sin forzar la vista. Incluso en alta definición. Si bien la durabilidad de las baterías se ha optimizado, es fundamental para los jóvenes saber que la tablet no se les va a apagar. Por eso, a la hora de adquirir un dispositivo, especial atención a la autonomía.
Y en tiempos de redes sociales y chats, no podrán dejar de la lado la calidad de la cámara incorporada, tanto para fotos como para video conferencias, clases virtuales o simplemente para encontrase “cara a cara” con sus contactos.

Es muy importante a la hora de adquirir una Tablet, tener en cuenta el uso que se le dará.

Un buen asesoramiento permitirá la mejor elección teniendo en cuenta algunos factores como el presupuesto, el tipo de aplicaciones a utilizar, el entretenimiento o la tarea, las actividades extra-curriculares que necesiten el dispositivo, la calidad de los accesorios como carcasa o cámara, la carga y espacio en la memoria, entre tantos otros.