Hoy vamos a hablar sobre un juguete muy divertido, pero que tiene sus secretos. Veamos cómo elegir el mejor triciclo para el peque y cómo enseñarle a andar.

Se viene el Día del Niño y todos sabemos que el triciclo es uno de los primeros juguetes que generan tanto vértigo como risas en los más peques de la casa.

El triciclo parece un juguete simple, pero cumple varias funciones en simultáneo: obviamente entretiene, pero además, estimula el desarrollo motor, el fortalecimiento muscular y empuja positivamente hacia el aprendizaje sobre la velocidad, las distancias y la dirección.

Por todo esto, es importante saber que la elección de un triciclo adecuado para niños no es tan simple como “voy y compro”.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Consejos para elegir el mejor triciclo

Lo más importante siempre va a ser el equilibro, para que proporcione seguridad en nuestros peques.

El triciclo infantil es el primer contacto del niño con el acto de pedalear, y por lo general es su primer vehículo.

Desde la estructura, no hay mucho secreto: tres ruedas, asiento, manillar y pedal delantero.

Este juguete móvil, de alguna manera es el preparador del posterior uso de bicicleta, es decir, una experiencia que enriquece.

Hoy en el mercado, más ante la oferta del Día del Niño, encontraremos algunos modelos de triciclos que tienen una barra que permite a los padres y amigos del niño tirar o empujar. Esta particularidad es muy funcional cuando los niños son muy pequeños y carecen de fuerza y/o coordinación para pedalear por sus medios.

También hay triciclos infantiles más modernos que cuentan con accesorios de sonido y luz, como bocinas y faros, pero a los chicos les atraen los modelos que tienen forma de automóvil, motocicleta y animal.

Los papis y el triciclo

Como dijimos, se viene el Día del Niño, y el triciclo puede ser un gran regalo.

Naturalmente, la idea de los peques es usarlo lo antes posible. Pero los papás debemos tener algunas precauciones para evitar accidentes.

Algunos consejos de seguridad:

– Revisemos las recomendaciones de edad, altura y peso.

– Incorporemos accesorios de seguridad, como cascos, rodilleras y coderas.

– Si son muy peques, utilicemos la barra de acompañamiento.

– Busquemos triciclos que estén hechos de material duradero y no tóxico.

– Procuremos que siempre tengan espacio para jugar. Poco espacio, más golpes.

– No tengamos miedo, sino cuidado. Dejemos que el peque pedalee y explore velocidades y direcciones.

¿Cómo enseñar a un niño a andar en triciclo?

No todos los padres tienen paciencia y no todos los padres saben explicar o dar instrucciones. Pero cuando regalamos un triciclo, por ejemplo ahora en el Día del Niño, debemos estar listos para enseñarle al peque cómo utilizarlo.

El mejor primer consejo es no dar nada por sentado. Decirle “pedalea” no es dar una instrucción, sino una orden que los más chicos escuchan por primera vez. Seamos amables. Ellos están más ansiosos que nosotros.

Démosles señales claras de que este aparato es seguro, pero más seguro en la medida en que utilice algún casco o rodilleras.

Ajustemos el asiento a la altura de los peques, para que con sus pies llegue cómodamente a los pedales. La planta del pie debe apoyar por completo en el pedal.

Manillar o también llamado manubrio: mostrémosle que sostenerlo con ambas manos es el ideal, y que al hacerlo nos permite mejor manejo de la dirección, optando por movimientos suaves para no volcar. Y que además, lo utilicen como punto de apoyo y seguridad.

Enseñémosle también que deben buscar superficies lisas, sin relieves bruscos, sin pendientes que aceleren o compliquen el andar del triciclo y su velocidad.

En los primeros pasos, empujemos el triciclo suavemente hacia adelante y que el peque se vaya familiarizando con la velocidad.

Que siempre esté con los pies en los pedales, y que vaya empujando con sus piernas y pies hasta hacerlo de manera segura e independiente.

Recordemos que cada niño tiene su propio tiempo de aprendizaje, por lo tanto, se necesita paciencia y respeto.

Resumiendo, el triciclo debe garantizar equilibrio y seguridad. De allí en más es todo beneficio y una buena usina de risas en familia.
El triciclo es el regalo ideal para los peques en el Día del Niño.