Es una decisión que exige una inversión. En este informe detallamos las ventajas y desventajas de comprar auriculares inalámbricos.

Desde su irrupción en el mercado de accesorios de la telefonía móvil, la demanda no ha dejado de crecer.

Los auriculares inalámbricos se han convertido en un accesorio imprescindible, ya sea para trabajar como para el esparcimiento.

Seguro que la idea de tenerlos nos atrae. En el mercado hay infinidad de modelos, por lo que la tarea de elegir los que mejor se ajustan a nuestras necesidades puede ser bastante complicada.

Es por ello que preparamos una guía de pros y contras que deberíamos tener en cuenta antes de comprar auriculares inalámbricos. Son consejos útiles que nos ayudarán a acertar en la elección.

Seguro que nos encantaría comprar unos auriculares Bluetooth pequeños, cómodos, con gran autonomía, una calidad de sonido excepcional y a un precio de lo más conveniente. Pero todo, todo, no siempre se puede.

A la hora de la compra, pesarán nuestros gustos y nuestro presupuesto.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

¿Necesito auriculares inalámbricos?

Es una muy buena primera pregunta ya que una cosa es necesitarlos por cuestiones técnicas y prácticas y otra es darnos un gusto.

Por ejemplo, si somos de hacer actividad física y nos enredamos con el cable de los auriculares convencionales, ahí sí que los necesitamos. Si los queremos porque son tendencia, ahí nos estamos dando un gusto. Es decir, definamos su uso y veamos si son prioridad.

Debemos saber elegir nuestros nuevos auriculares inalámbricos en función de su uso, calidad de sonido, portabilidad, comodidad, autonomía, o todo eso junto.

Con eso claro, empezamos a buscar el modelo que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

Luego elijamos tipos de auriculares

Hay tres grandes categorías:

– Auriculares que cubren todo el pabellón auditivo y son más grandes, asentándose alrededor de la oreja. Suelen no ser plegables por lo que la portabilidad es un tanto incomoda. Lo bueno es el aislamiento de ruidos y calidad sonora.

– Auriculares que se apoyan en la oreja, que son más compactos y livianos, pero pierden un poco de calidad de sonido, dejando ingresar algo de ruido externo.

– Auriculares intrauditivos, que son más pequeños, ligeros y portátiles. No pesan casi nada y se pueden guardar en cualquier sitio. Van dentro del pabellón auditivo y esto no siempre es cómodo si los tenemos colocados mucho tiempo.

Ventajas

– Comodidad: Es su punto más fuerte. Nada como andar libre de cables. Basta de desenrollar, desanudar, estirar, y todo lo demás. Se acabó aquello de que el cable nos moleste a la hora de movernos.

– Libertad de movimientos: Cuando usamos auriculares con cable, no podemos alejarnos más de 1 o 1,5 metros del dispositivo emisor. Al ser inalámbrico, el rango de movimiento se estira. Si bien varía según los modelos y calidades, el promedio de distancia es de entre 8 y 10 metros.

– Funciones: Los auriculares inalámbricos incorporan otras funciones al simple hecho de escuchar y permiten otros controles como manos libres, pausa, avance/retroceso de canciones, volumen y más. Además, emparejado a nuestro Smartphone, permite escuchar mensajes de audio y atender llamadas.

– Múltiples dispositivos: El auricular con cable, está conectado solo al dispositivo emisor. Con los auriculares inalámbricos, podemos vincularlo con otros artefactos, solo con emparejarlos.

Desventajas

Antes de avanzar en los “peros” debemos aclarar que no son todos los dispositivos iguales. Las características y calidades de los auriculares inalámbricos varían según cada marca y modelo.

– Interferencias: Es parte de las posibles contras, más si estamos en zonas muy pobladas y rodeados de equipamientos. Este problema no ocurre con los auriculares con cable. Pero los inalámbricos a veces pueden sufrir interferencias y hasta cortes.

– El costo: Este tipo de auriculares inalámbricos, también llamado wireless, son más caros que los con cable. Los motivos son varios y los hemos detallado en las ventajas. Sumémosle que están de moda, con alta demanda.

– Autonomía: Los auriculares inalámbricos, a diferencia de los que son por cable, necesitan ser recargados. Así como cargamos nuestro Smartphone, debemos recargar nuestros auriculares inalámbricos. Si somos usuarios intensivos, obviamente, la batería durará menos.

– Extravío: Son costosos como para andar perdiéndolos. Pero son pequeños y fáciles de perder. Es muy importante ser prolijos a la hora de guardarlos y no dejarlos sueltos en el bolso o en un bolsillo. La pérdida de estos auriculares es muy sencilla y frecuente. Un dolor de cabeza.

En cualquier caso, sabiendo las ventajas y desventajas, y siempre conscientes del uso que le daremos, los auriculares inalámbricos son de las herramientas de sonido más prácticas y cómodas de utilizar.
Ahora pesarán nuestros gustos y presupuesto para tomar la decisión correcta.