Verdaderas computadoras de pulsera.

Los relojes analógicos tradicionales nos brindaban la información básica para la que fueron creados: la hora. Algunos modelos incorporaron un cronómetro como parte esa evolución.

Una tendencia que llegó para quedarse son los relojes inteligentes o Smartwatch que con éxito se han instalado en el mercado y con muy buena aceptación.

Los desarrolladores y fabricantes han ido incorporando mejoras tecnológicas y funcionalidades, logrando que cada uno de esos plus sean muy bien recibidos por los usuarios. Muchas son las personas que han ido incorporando este sofisticado dispositivo de muñeca a su rutina diaria, su actividad deportiva dentro o fuera del agua, sus interacciones sociales, en fin, en casi casi todo.

A la hora de elegir uno y comprarlo, la variedad de especificaciones de cada dispositivo y la amplia oferta de modelos hace que la selección sea una gran complicación.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Ocurre que todas son ventajas y deberemos encontrar el modelo que se adapte mejor a nuestras demandas y exigencias.

Entre las funciones principales de un reloj inteligente se destaca el acceso a Internet, por consiguiente nos permite el envío y recepción de correo electrónico y aplicaciones varias. Además, al emparejarlo con nuestro Smartphone podremos realizar y recibir llamadas y mensajes de texto y todas las funciones del teléfono, incluidas todas las notificaciones y hasta las redes sociales, todo en la unión entre la mano y el brazo.

Algunas ventajas más del reloj inteligente

· Todas las noticias y notificaciones. No deberemos remitirnos al teléfono móvil a cada instante. En nuestro Smartwatch recibiremos todo lo que configuremos y cuando llega una notificación, miramos el reloj y resolvemos si es o no importante.

· Mejora las funciones del Smartphone. Son varias las mejoras que genera la interacción de nuestro reloj inteligente y nuestro teléfono móvil. Por ejemplo, hay modelos de Smartwatch controlan la cámara fotográfica y otras herramientas de tu móvil, y permiten sacar fotos a distancia, monitoreando los planos y disparando desde el reloj.

· Si perdemos el teléfono, el reloj lo encuentra. Por medio de un sistema de alarma sonora que incluye nuestro reloj inteligente, es posible encontrar el móvil siguiendo el rastro.

· Ahorras batería de tu Smartphone. El eterno tema de la batería sigue siendo un pendiente a resolver. Al tener todo en el reloj, son menos las veces que prendemos la pantalla de nuestro teléfono. Esto permite la extensión de la carga de energía en tu móvil. Al utilizar un reloj inteligente, prolongas la autonomía de tu teléfono.

· Modelos atractivos y modernos. El diseño se ha superado constantemente, variando a materiales más technos, livianos, anatómicos y estéticamente más atractivos. Algunos son más deportivos y otros elegantes y sofisticados.

· Aliados de nuestra salud. La gran mayoría de los modelos incorporaron sensores deportivos y de salud que permiten controlar las distancias recorridas y calorías consumidas en la actividad física, la cantidad de horas de sueño, el pulso y el ritmo cardiaco. Incluso, si algún parámetro fuera de riesgo, suelen emitir sonidos de alarma.

· Totalmente personalizable. La configuración de estos dispositivos dependiendo del modelo, permite que selecciones según tu gusto las funciones más frecuentes, filtrar notificaciones, iconos destacados, tipo de letra a utilizar, configuración de alarmas, etcétera.

¿Cómo elegir el mejor Smartwatch?

Como hemos comentado al inicio del artículo, el Smartwatch nace con el ambicioso objetivo de encontrar su espacio en nuestra vida más allá del Smartphone, con la intención de máxima de llegar a sustituirlo. Es una empresa difícil pero no imposible.

La gran diferencia a su favor es que al teléfono hay que llevarlo con uno. El reloj inteligente viene con uno. Es un artículo “wearable” y por consiguiente ya viene con nosotros en cualquier situación, desde ir a trabajar a salir a correr, bajar a comprar pan o nadar en la pileta.

El mercado de los Smartwatch está liderado por firmas como Samsung, Motorola y Huawei, pero el mejor reloj inteligente es el que se adapte a tus necesidades y gustos.

Es por ello que si entre nuestras prioridades están la comodidad, duración de batería o funciones deportivas, deberemos hacer un trabajo de investigación para encontrar un modelo que se sincronice con el móvil y nos brinde herramientas para la actividad física.

Si en cambio, queremos estar con la información al instante, tanto de nuestros mensajes y correos, como de redes sociales o alertas de ciertas temáticas, el Smartwatch deberá contemplarlo desde la asociatividad con tu teléfono.

Debemos tener en cuenta:

· Precio: sin dudas el Smartwatch implica una decisión y una erogación. Lo bueno es que hay tantas opciones que los precios también abarcan un amplio espectro.

· Sistema operativo actualizado y actualizable.

· Tamaño de pantalla.

· Impermeabilidad y resistencia a profundidades.

· Tipo de batería y duración.

· Memoria: algunos de estos dispositivos permiten la incorporación de memoria extra para una mayor capacidad de almacenamiento.

· La más importante: es imprescindible comprobar la compatibilidad entre tu Smartwatch y tu Smartphone. Si no es óptima, no inviertas en esta compra. La idea es unificar dos dispositivos no sumar otro. Si bien la mayoría de los sistemas operativos son más bien universales y no presentan problemas de emparejamiento, deberás asegurarte que así sea para no pasar un mal trago y llevarte una decepción.