Existe gran variedad de modelos y opciones a la hora de adquirir los parlantes sin cables perfectos para nosotros.

Hoy en día son pocos, muy pocos, los que encienden un equipo gigante o tocadiscos o minicomponente o artefactos similares, a la hora de escuchar música.

La tecnología, especialmente el Smartphone, ha generado e impuesto una auténtica revolución en cómo escuchar música, tanto desde lo doméstico como de manera más amplia.

Poner un disco y hasta un CD ha quedado solo para aquellos románticos de la rutina de la búsqueda, selección y un disfrute muy puntual. Pero hoy la música que escuchamos esta on line, adherida a nuestro servicio de streaming o directamente en la memoria del teléfono.

Con esta renovación, nuestras canciones preferidas ya no pasa por estructuras o sistemas fijos de sonido sino, más que nada,  por auriculares, auriculares inalámbricos, parlantes móviles y activos y por parlantes inalámbricos por Bluetooth.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Pero, ¿cuál nos conviene comprar entre tantas opciones?

En este informe te acercamos una guía de compras de parlantes inalámbricos Bluetooth con los mejores consejos para acertar en la selección.

A continuación contaremos algunas características básicas para tener en cuenta a la hora de decidirte por uno u otro.

Conectividad

Escuchar música sin cables es cómodo y cada día la calidad de sonido es mayor. Es por ello que los modelos con conectividad Bluetooth abarcan un mercado más amplio.

Además de la conexión Bluetooth, busquemos que nuestro parlante acepte otras conectividades, como por ejemplo una entrada Jack de 3.5mm o un puerto USB para reproducción directa e incluso que cuenten con ranura para tarjetas de memoria.

También hay parlantes inalámbricos que se conectan por WiFi de manera práctica y cómoda.

Por eso, lo primero a tener en cuenta es la conectividad. Debemos estar atentos a variables como la cantidad de dispositivos que admite enlazados al mismo tiempo y con los que guarda enlace directo.

En nuestro espacio podemos disponer de varios smartphones, tablets, notebooks u otros soportes que sirvan de emisor. Si ya los tenemos emparejados es más directo comenzar a enviar audio cuando queramos, cómodamente y sin esperas.

Tamaño y resistencia

Además de la conectividad, una de las diferencias entre un parlante inalámbrico WiFi y uno exclusivamente por Bluetooth suele darse en el tamaño. Los de sistema Bluetooth habitualmente son dispositivos más pequeños y portátiles.

Y reducir el tamaño para ganar portabilidad, es también parte del objetivo.

Pensando en llevar la música con nosotros, encontrar el equilibrio entre las dimensiones y la calidad del sonido, sería lo ideal a la hora de elegir un parlante Bluetooth.

En el diseño de nuestro parlante, habrá variantes muy interesantes, por ejemplo, modelos con asas para transportarlo cómodamente o, en caso de ser de buen porte, hasta con ruedas y manija tipo valija. Podremos incorporar fundas de transporte y protección, y hay modelos que simulan ser una mochila, para trasladarse cargándolos sin dificultad.

La resistencia al agua y el polvo es otro apartado importante y muy valorado en la búsqueda de nuestros parlantes Bluetooth. Si nuestra idea es utilizarlos al aire libre, busquemos que sean resistentes a salpicaduras de agua, invasión de polvo o arena, pensando en el verano, en la pileta o en la playa. En el mercado hay modelos, incluso, sumergibles.

Especificaciones técnicas a tener en cuenta

Siempre, a la hora de comprar un equipo o lo que sea, revisemos su ficha técnica. Es más, si podemos, comparemos con productos similares, los detalles específicos. De esta manera encontraremos algunos puntos claves que nos permitirán elegir mejor. Por ejemplo, antes de comprar nuestros parlantes, prestemos atención a:

Potencia: Es la medida que viene indicada en watts y es importante no deslumbrarse con este número ya que los fabricantes exponen allí un pico de potencia. Busquemos la potencia nominal, que es el valor que admite en condiciones óptimas de reproducción.

Rango de frecuencias: Nos detalla la amplitud de frecuencia mínima y máxima en que nuestro parlante puede reproducir sonido. Claro que cuanto más amplio, mejor.

Impedancia: Es la resistencia que el sistema le ofrece al paso de la corriente. Conviene que sea lo menor posible. Esto habla de la calidad del equipo.

Punto extra: batería interna

La mayoría de estos equipos portátiles cuentan con baterías integradas o permiten el uso de pilas. Esta carga determinará la autonomía de los parlantes Bluetooth que, por consiguiente, será muy variada.

Es importantísimo este aspecto a la hora de adquirir el equipo ya que buscamos no depender de enchufes ni para el sonido ni para la alimentación.

Busquemos parlantes que resistan, como mínimo, unas 10 horas de autonomía. Un detalle no menor: la cantidad de horas de resistencia de nuestra batería que viene indicada en la ficha técnica, se basa en una utilización del parlante al 50% del caudal de volumen. Lógicamente, más volumen consume más batería.

Una vez que ya tenemos todos estos detalles y referencias bien claros, será más simple escoger un parlante Bluetooth para escuchar música sin cables y cómodamente.