Elegir una impresora color es un proceso complejo y que suele depender del gusto. Para estas fiestas, no te quedes solo con recuerdos digitales.

Algunos nos considerarán nostálgicos o románticos, que añoramos otras épocas.

Pero tener una foto física tiene otros condimentos que la estampa digital que queda allí, como un simple archivo, y que a veces, sin querer, borramos y lamentamos.

Lo cierto es que son muchos los que, de vez en cuando, encuentran una foto digital y la quieren imprimir, para ponerla en un portarretrato o en algún cuadro, ocupando sonriente un lugar en la pared.

No hablamos de esas imágenes borrosas, que pierden o perdieron calidad con el paso del tiempo. Tampoco de las fotos instantáneas. Hablamos de capturar un instante, único e irrepetible, y poder imprimirlo para que sea compartido por todos en nuestra casa.

A la hora de elegir una impresora color, el proceso puede ser algo tedioso ya que es difícil discernir qué modelos son más adecuados para cada uso concreto.

Nuestra impresora tendrá un uso más bien doméstico, no profesional o comercial. Esto nos ayuda para tener claro nuestro objetivo de búsqueda.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

La decisión más importante: ¿tinta o láser?

Es la primera decisión que debemos tomar. En ambos casos, son múltiples los tipos de modelos y marcas.

Claro que antes que nada debemos saber qué son las impresoras láser y de inyección de tinta.

Las impresoras de inyección de tinta, utilizan cartuchos y la tinta líquida se aplica en el papel en forma de pequeñas gotitas inyectadas por las milimétricas boquillas de expulsión. Es el método de impresión más barato y son las más utilizadas.

Por su parte, las impresoras láser funcionan distinto: no usan tinta sino toner que no es un líquido sino un polvo de tinta seca de muy pequeño tamaño. Este tóner se consigue transferir al papel mediante la combinación de cargas electrostáticas con la acción de un láser, que los sella permanentemente gracias a la aplicación de temperatura.

Criterios para hacer la elección

No demos nada por sentado ya que existe una buena cantidad de variables a tener en cuenta y que dependerán del uso cada usuario.

Los puntos a tener en cuenta son:

– Velocidad de impresión: en este punto ganan las impresoras láser, aunque revisemos: nosotros apuro no tenemos, solo queremos nuestras fotos de recuerdo. Además, hay modelos de inyección de tinta de gama media que pueden alcanzar velocidades iguales o superiores y a mejor precio. Hoy, a costo menor, una impresora multifunción puede alcanzar a las láser en velocidad.

– Calidad de impresión de texto: aquí sí las láser son muy superiores. Lo impreso tiene mayor calidad visual y definición casi perfecta. De todas formas, ambas impresoras nos darán un texto legible.

– Multifunción: son modelos que permiten fotocopiar y escanear. En ambos casos encontraremos gran variedad de modelos. Este punto era muy buscado antes. Hoy los teléfonos móviles y sus aplicaciones reemplazaron y hasta mejoraron estas funciones.

– Y el punto por el que estamos aquí: Impresión a color y necesidades fotográficas: claramente, por funcionamiento y tecnología, las impresoras con mejor resultado en fotos son las de las de inyección de tinta de colores. Nada que discutir. La gran mayoría de impresoras fotográficas que hay en el mercado son de inyección de tinta. Una impresora láser a color va a dar resultados decentes, pero se ve superada en este rubro. Con las impresoras de tinta se mezclan mejor los colores a la hora de imprimir fotografías u otros documentos a color.

Una vez elegido el tipo de impresora, debemos seguir otras referencias.

Aquí algunos consejos más para una buena elección:

Exijamos conectividad: hoy ya no es complejo, ya que cualquier impresora actual traerá conectividad inalámbrica que nos permita imprimir desde cualquier sitio. Pero mejor, asegurarnos.

No compremos una impresora cualquiera si vamos a imprimir fotos: nuestra idea es que nos queden las fotos de la Navidad como recuerdo físico del encuentro. No lo dejemos librado al azar o nos lamentaremos. Como dijimos, lo ideal es invertir en una impresora con fines claros de estampar fotografías. Este tipo de impresoras específicas inciden mucho en la precisión final del color y su realismo, entre otros puntos y además, están preparadas para imprimir en papel de fotografía, que como sabemos tiene otra calidad y particularidades.

Estos podrían ser los consejos y claves más importantes para elegir una impresora correctamente.

Ya sabemos la diferencia entre una impresora láser o de inyección de tinta. Aprendimos que las primeras son ideales para imprimir una gran cantidad de documentos con regularidad y de manera rápida. Las segundas son las que buscábamos, recomendables para entornos domésticos en los que se necesiten todas las opciones posibles de impresión a color, incluidas las fotografías.

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para elegir la impresora color ideal para perpetuar de manera física, los recuerdos de esta Navidad.
Ahora, a reunirse, posar, sonreír, flash y a imprimir.