Ala hora de elegir un regalo al trío mágico más famoso de todos los tiempos, podemos auto regalarnos unos buenos auriculares inalámbricos de tecnología Bluetooth.

Si le preguntamos a cualquier persona en la vía pública, qué siente cuando utiliza auriculares inalámbricos con tecnología Bluetooth, la respuesta será simple y contundente: libertad.

Y es así, ya que poder desenvolverse con absoluta comodidad de movimientos, sin cables, tanto para escuchar música, radio o atender llamados, es un verdadero alivio.

Por suerte, hoy en día la tecnología Bluetooth ha evolucionado muchísimo y permite disfrutar de esa liberación de cables, sin que se resienta prácticamente la calidad de nuestros sonidos.

Claro que la oferta es amplia, con algunos destacados de marcas reconocidas, alternativos de muy buena calidad y otros que dejan mucho que desear.

Si estamos preparando la carta para Melchor, Gaspar y Baltasar, estos auriculares son el regalo que nos merecemos.

Por eso es importante que conozcamos las claves necesarias para hacer una buena elección. Entre los puntos destacables remarcamos la comodidad, la potencia, el diseño y la cancelación de ruido.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Pros y contras de los auriculares inalámbricos

Como explicamos anteriormente, la principal ventaja de comprar unos auriculares sin cables es la libertad de movimiento y la sencillez de su uso.

Pero no todas son rosas, ya que el inconveniente que puede ocurrir es no tener fidelidad y calidad absoluta de audio. Cuando utilizamos el Bluetooth, ponemos en marcha un proceso de compresión de archivos. En esa mecánica se pierde algo de la calidad del sonido original, cosa que con los auriculares con cable no pasa.

De todas formas, sepamos que la tecnología no para, y los modelos cada vez avanzan más para que se sacrifique menos, siempre atentos a las demandas de los fanáticos del sonido.

Hay dos tipos de auriculares inalámbricos: con vincha, unidos por sobre la cabeza, o directamente ubicados en nuestras orejas, conocidos como in ear.

Los auriculares que se unen sobre nuestra cabeza, llamados auriculares over ear, son como los de toda la vida, pero ahora inalámbricos y con Bluetooth.

Se consideran abiertos, ya que permiten que ingrese algo del sonido externo. Existen otros modelos más exigentes, con modificaciones de diseño que se consideran cerrados ya que no entra ni sale el sonido.

En la otra vereda están los auriculares in ear que son los que colocamos directamente sobre nuestro pabellón auditivo.

Usos de los auriculares inalámbricos

Antes de la compra, tengamos bien en claro qué uso les daremos, ya que de eso podría depender el hallar los auriculares inalámbricos apropiados.

Algunos ejemplos:

Para todo el día: si somos de ir por la calle escuchando música, posiblemente los indicados sean aquellos que tengan diseño discreto, livianos y que sean simples de guardar. Los in ear.

Para viajar: si los auriculares que buscamos son para hacer más entretenidas las esperas en aeropuertos o los viajes en avión o tren, seguramente nos interesen unos auriculares Bluetooth que tengan como particularidad la cancelación de ruidos externos.

Para salir a correr: si es nuestro hábito, en este caso, lo ideal son unos auriculares inalámbricos deportivos que se sujeten firmemente a nuestro pabellón auditivo. Existen modelos para este fin específico.

Para amantes de la música: son los más exigentes, ya que no quieren resignar calidad de sonido. Sepamos que cuanto más se le pide a un auricular, lo más probable es que mayor sea su precio. Pero es un sacrificio que seguro vale la pena.

Claves para elegir el mejor auricular inalámbrico

En el mercado hay gran cantidad de auriculares inalámbricos realmente buenos, pero para elegir el mejor para nosotros, deberemos ser sinceros sobre el uso que le daremos, para evitar la decepción o creer que no son los indicados.

Por eso, acercamos estas claves para elegir correctamente:

– Comodidad: es lo principal, juntamente con la libertad de movimientos. Pero si utilizamos auriculares tipo vincha, será importante que las almohadillas sean cómodas, acolchadas y que cubran la oreja. Tampoco queremos que sean calurosas. Si los auriculares inalámbricos son in ear, revisemos la calidad de la goma y que no nos moleste o lastime al introducirla en la oreja. Que se adapte lo más naturalmente posible.

– Calidad de sonido: siempre queremos que suenen con la mayor calidad de sonido posible. A la hora de comparar, sepamos que la tecnología Bluetooth aun no alcanzó la calidad del sonido vía cable. El usuario medio, no lo nota. Los puristas del sonido, sí.

– Cancelación de ruido: es muy preciada como cualidad de este tipo de auriculares, ya que permite bloquear el ruido externo mientras escuchamos. Existe la cancelación de ruido pasiva, que ocurre con solo colocarnos los auriculares o la activa que es un poco más sofisticada. Consiste en tecnología integrada que lleva el auricular, que produce frecuencias sonoras contrarias al ruido exterior, lo que provoca la denominada silenciación.

– Posibilidades de ecualización: es interesante que entre sus opciones técnicas, podamos elegir qué frecuencias a resaltar según nuestros gustos.

– Batería: si son inalámbricos, son a pila o batería. No solo estemos atentos a la duración, sino también a que ofrezcan la recarga rápida.

– Latencia: es tiempo que ocurre entre que el dispositivo envía la señal vía Bluetooth y el auricular lo recibe para que escuchemos. Deber ser mínima, claro. Si estamos viendo tv y utilizando los auriculares, nada más tedioso que ver que la boca de los personajes se mueve fuera de “sincro” con lo que escuchamos. En el mundo gamer, puede ser hasta fatal para nuestro avatar, por lo que aconsejamos buscar auriculares específicos para gaming.

La experiencia de los que utilizan auriculares inalámbricos ha sido generalmente positiva. Solo a algunos les resulta invasivo el modelo in ear. Pero reconozcamos que nada es más cómodo que habernos desligado los tediosos cables. Estos auriculares nos aporta una libertad de movimiento que hasta hace muy poco no era posible.

Solo nos queda disfrutarlos y que se conviertan en el mejor auto-regalo de la carta a los Reyes Magos.