P uede disfrutarse solo o acompañado, pero es como un amigo al que, si no lo vemos, lo extrañamos.

En el mundo y su historia el café siempre ha estado presente. E incluso ha sido foco de investigaciones sobre sus propiedades y beneficios.

A medida que aparecen más estudios científicos sobre sus efectos, parece que ganan sus bondades frente a sus desventajas o riesgos.

Pero antes un poquito de historia.

El café tiene su origen en Etiopía y la península arábiga, pero es una de las bebidas favoritas del mundo occidental y su consumo es generalizado en todos los continentes.

Su compuesto principal, la cafeína, ha sido objeto de numerosos estudios científicos. Algunos de ellos esgrimen que tomar 3 o 4 tazas de café al día reduce el riesgo de muerte por problemas cardíacos.

Pero el café no es sólo un poderoso estimulante, propiedad que es buena para unas cosas, mala para otras. También tiene un efecto vasodilatador que cumple un efecto preventivo en la aparición de cierto tipo de enfermedades.

Te contamos las 10 razones por las que el café es beneficioso para la salud.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

1. Nos mantiene alerta

La cafeína, componente importante del café, es el psicoactivo más consumido del mundo. Con una taza de café, la cafeína incorporada actúa directamente en nuestro cerebro, bloqueando la adenosina que hace que aumenten otras sustancias como la dopamina o la norepinefrina, que aceleran positivamente la actividad cerebral.

Según estudios realizados en seres humanos, el café mejora funciones cerebrales como la memoria, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía, los tiempos de reacción y la función cognitiva. Además, por todo lo anterior, el café nos mantiene despiertos.

2. Nos ayuda a quemar grasas y estar en forma

La cafeína como componente, está presente en la mayoría de suplementos alimenticios que nos ayudan a adelgazar. Se debe a que es una de las pocas sustancias naturales que ayudan a quemar de grasa. También es cierto que si bebemos mucho café, y el cuerpo se acostumbra, disminuyen los efectos antes mencionados.

3. Mejora nuestro rendimiento físico y atlético

Previo a competencias exigentes varios son los atletas que consumen café ya que les permite un aumento natural en los niveles de adrenalina, hormona que prepara nuestro cerebro y cuerpo para un esfuerzo físico excepcional. De esta forma las células grasas descomponen la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que se convierten en nuestro combustible físico.

4. Contiene nutrientes esenciales

Nuestra infusión estrella contiene además nutrientes esenciales para nuestro organismo. Una taza de café contiene riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina.

Por otra parte, es fuente de antioxidantes.

5. Nos cuida de la diabetes

La diabetes de tipo 2, la más frecuente, se previene manteniendo un peso correcto y haciendo ejercicio. La buena noticia es que diversos estudios han mostrado que la gente que consume café tiene un riesgo entre un 23 y un 50% menor de padecer diabetes. Hay estudios más optimistas que hablan de hasta un 67%.

6. Reduce la posibilidad de sufrir enfermedades neurodegenerativas

Como es sabido, al día de hoy solo existen paliativos pero no una cura para el Alzheimer y el Párkinson, las 2 principales enfermedades neurodegenerativas a nivel mundial. Según cierta línea de investigación el consumo de café también influye reduciendo su desarrollo, sumado por supuesto a los necesarios hábitos de vida saludable. Es tan claro el beneficio de la cafeína en este caso, que entre los pacientes estudiados, los que beben café descafeinado, no reflejan ventajas.

7. Protege nuestro hígado de la cirrosis

El hígado es uno los órganos que más funciones cumple en nuestro cuerpo. Una de las enfermedades más comunes en el hígado es la histórica cirrosis, relacionada con el alcoholismo aunque también con la hepatitis. Consumiendo hasta 4 tazas de café al día se obtiene un 80% menos de posibilidades de padecer la enfermedad.

8. Café vs. depresión

Según un reciente estudio de la Universidad de Harvard, cuando aumentamos el consumo de café, disminuye el riesgo de sufrir depresión. La cafeína nuevamente es la responsable de esta reducción.

La cantidad propicia se encuentra entre las dos y cuatro tazas de café al día.

9. Reduce el riesgo infarto

Como dijimos al comienzo, la cafeína aumenta la presión sanguínea, pero no aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. De hecho todo lo contrario: previene los infartos.

En todos los casos hay que saber administrar el café y por consiguiente la cafeína en nuestras vidas.

Entre 3 y 4 tasas por día serían beneficiosas. Más de esa cantidad puede que genere cierto hábito en nuestro organismo y no se pueda reflejar en beneficios o prevenciones eficaces.

En casa, en el  momento que más nos guste, hay un café que disfrutar, que además, nos cuida la salud.

El café no es solo el café: es el momento que genera.