Para comprar la mejor depiladora de luz pulsada, deberemos saber de qué se trata y qué características son claves a la hora de elegir.

Existen varios modelos de depiladoras de luz pulsadas.

En el mercado, las hay de diferentes marcas, potencias y cualidades.

Por eso es importante saber antes de comprar.

En este artículo intentaremos establecer una guía para descubrir en qué debemos fijarnos antes de elegir un modelo.

Por lo pronto sepamos que hay dos tipos de depiladoras de luz pulsada:

Con lámpara fija, que utilizan el mismo cabezal al aplicarla por cualquier zona del cuerpo, siempre dentro de lo que indique el manual. En algunos casos incluye la cara o vello facial, pero asegurémonos antes de aplicar.

Y las que tienen cabezales intercambiables, que permiten variar el mismo según la zona. Por ejemplo, un cabezal para el cuerpo, que abarca mayores superficies y otro más pequeño para el rostro femenino.

Existen incluso modelos que cuentan con un cabezal específico para la línea de depilación del bikini y las axilas.

El tema principal siempre será la característica de la lámpara y la superficie que cubra.

Lo habitual es encontrar lámparas que cubran menos de 4 centímetros cuadrados, aunque en el mercado podemos encontrar modelos específicos o casi profesionales que cubren hasta 7, ideales para superficies extensas.

Los cabezales más pequeños, ideales para el rostro, suelen ser de 2 centímetros cuadrados, lo que permite que los pulsos lumínicos se puedan aplicar con mayor precisión.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

La lámpara de la depiladora de luz pulsada

Hablemos del rendimiento de la lámpara de la depiladora. Como dijimos, la lámpara es el alma de la depiladora de luz pulsada, ya que es la que emite el pulso de luz, cuya energía hace que el vello se debilite. La energía lumínica, aprovechando la melanina del pelo como conductor, llega a la base del vello, debilitándolo.

Pero no son todas las lámparas iguales. Existen opciones y alternativas que debemos saber.

Un punto importante que marca la diferencia entre modelos es la fluencia lumínica o potencia de la lámpara. Es la cantidad de energía que emite en cada pulso de luz. Revisemos este dato.

A la hora de utilizarla

Cuando vayamos a utilizarla, incluso antes de comprarla, tengamos claro que incidirán muchas variables en el resultado de la aplicación. Por ejemplo, el tono de piel, el color del vello y la sensibilidad de la piel, son ítems que influyen en la performance de nuestra máquina.

Si la piel es muy oscura, aplicar mucha energía puede resultar molesto y habrá que ajustar la energía a un nivel inferior. Si en cambio estamos ante una persona con la piel muy clara y el vello muy oscuro, veremos resultados mejores y prontos.

La mayoría de las depiladoras domésticas de luz pulsada permiten ajustar esta energía en 5 niveles, lo que facilita encontrar el ajuste óptimo para cada tono de piel y vello.

¿Cómo saber cuál es la depiladora de luz pulsada ideal para nuestro tono de piel?

No nos asustemos ni nos compliquemos. Cada depiladora tiene una tabla con los tonos de piel que son aptos para el tratamiento.

La clasificación de tonos de piel suele no estar estandarizada, y cada marca tiene su propia escala. Revisemos todas las especificaciones antes de la compra.

Tampoco olvidemos el tono del vello. Cuanto más claro sea, menos efectiva es la depiladora de luz pulsada.

Número de pulsos de luz de la lámpara

Este es uno de los factores claves a la hora de comprar la depiladora de luz pulsada, ya que la inmensa mayoría de modelos no tiene lámpara de recambio, lo que tarde o temprano será un problema. Solucionable, pero un problema.

El número de disparos de la bombilla o lámpara ha evolucionado, y hoy son pocos los modelos que tengan menos de 100.000 pulsos de luz.

En el otro extremo, tampoco son muchas las que pasan o superan los 400.000 y lo habitual es encontrar que rondan los 200.000 pulsos.

Como imaginamos y sabemos, no existen lámparas con duración infinita.

Esto nos lleva a preguntarnos, cuántos pulsos de luz son necesarios para un tratamiento completo.

Este dato es difícil precisar porque como explicamos, no todos los cuerpos, las pieles o los vellos son iguales. Además, también influyen la potencia de la depiladora o el tamaño del cabezal.

¿Depiladora de luz pulsada con cable o sin cable?

Hoy en mercado podemos encontrar modelos inalámbricos que hace pocos años no existían. La ventaja de no tener cable es la libertad de movimientos. La contra es que suelen ser un poco más costosas que las con cable.

Pero eso es por ahora. La tecnología sigue avanzando en comodidades y beneficios.