Las luces de este tipo suman en beneficios, que van desde el consumo a la versatilidad. A continuación detallamos las ventajas de la iluminación LED en casa.

La llegada de la tecnología LED a los hogares lo ha cambiado todo y para bien. Claro que se destacan el ahorro energético y en la factura de la luz, pero son muchas más las ventajas y beneficios que la iluminación LED puede aportar a nuestro hogar.

En este informe buscaremos resaltar más virtudes de esta tecnología lumínica en nuestra casa.

Desde el perfil más técnico, los avances de investigación permitieron la evolución de los diodos emisores de luz, de donde viene el uso LED como definición dadas sus siglas en ingles. Sabemos que la ciencia es inquieta y los profesionales fueron perfeccionando lo aprendido para obtener un mayor rendimiento que mejore la calidad lumínica.

Hoy contamos con una amplia variedad de luminarias LED, con infinidad de formas y diseños vanguardistas que se salen atrevidamente de lo tradicional. En la industria se fabrican opciones para seleccionar, como los puntos de luz direccional, en forma de cinta, plafones, tubos, lámparas y muchas más, que llegaron para reemplazar los antiguos focos, aquellos de bajo consumo y los históricos tubos fluorescentes.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Ventajas de la iluminación LED

Las ventajas de la iluminación LED son múltiples y muy importantes. Contamos las principales.

Eficiencia, eficacia y seguridad

Los LEDs son elementos seguros ya que trabajan con corriente continua de baja tensión. Esto reduce considerablemente los accidentes domésticos y evitan peligrosas descargas de lámparas y apliques. Su luz es eficiente y eficaz a la vez.

El LED es versátil

La utilización de LED no solo ilumina de la manera más tradicional y esperable, sino que además, crea ambientes y climas. También brinda seguridad ya que se ha recomendado e implementado LED para la vía publica. Hoy hay LED en todos lados: plazas, jardines, oficinas, fábricas, hogares y más. Todo tipo de escenario, exterior e interior.

LED en casa

Es considerable como otra ventaja que las empresas han desarrollado dispositivos LED que se adaptan a las conexiones eléctricas ya existentes en las casas, pudiendo cambiar y reemplazar la tecnología lumínica en segundos y por bajo costo.

De ahí en más, comenzarán a pesar la creatividad, necesidades y gustos para proceder a iluminar, incluso pudiendo utilizar LED de colores.

Con la instalación de bombillas LED en el hogar, lograremos un importante ahorro en la factura de la luz, ya que consumen mucho menos energía que el sistema de iluminación tradicional, incluso menos que los llamados focos de bajo consumo.

Iluminación LED, ecológica y decorativa

Los productos basados en la tecnología LED permiten a decoradores y arquitectos conseguir efectos especiales con luz blanca y de colores. Poder amalgamar una

herramienta lumínica de bajo consumo, ubicarla inteligente y decorativamente tanto en exterior como en interior, permite aprovechar al máximo la luz solar, reduciendo el consumo a los momentos netamente necesarios.

Es realmente admirable el grado de versatilidad a la hora de crear diferentes escenarios, incluso pudiendo colocar luminarias sumergibles o tiras de LED bordeando espejos de agua o piscinas.

Volviendo a la cuestión medioambiental, la iluminación LED es considerada ecológica ya que no utiliza mercurio o gases que producen efecto invernadero e incrementan el calentamiento global. Esto hace que al adquirirlas estemos tomando una decisión inteligente, tanto por su eficiencia energética como por su eficacia lumínica.

Resumiendo: 10 ventajas de la iluminación LED

– El bajo consumo de la luminaria permite un importante ahorro energético. La eficiencia de este tipo de iluminación también se refleja en su amplia vida útil, más aun comparada con las lámparas tradicionales. Y obviamente su bajo consumo energético.

– Poca emisión de calor. Están diseñadas con un disipador de calor, que evita que la temperatura atente contra la lámpara y evita la sobrecarga.

– Produce luz nítida y brillante con un encendido inmediato evitando parpadeos.

– Mayor durabilidad que las bombillas tradicionales. La vida útil de los LEDs puede rondar entre 20.000 y 50.000 horas, que serían unos 6 años, mientras que una lámpara tradicional durará en promedio unas 2.000 horas.

– Facilidad de instalación. Lo dicho, se adaptan a las estructuras eléctricas ya existentes.

– Importante ahorro factura de la luz. El ahorro puede suponer hasta un 80%.

– Existen modelos para controlar la intensidad lumínica y con control remoto. Son sistemas que tienen un regulador, permitiendo cambiar la intensidad y hasta el color, generando un ambiente a gusto. Por lo general tienen control remoto. De todas formas hay ya sistemas inteligentes que permiten controlar desde el Smartphone.

– Mayor resistencia a golpes, gracias a que no tienen filamento y son más compactas.

– Son ecológicas. Sin mercurio no dañan el ambiente.

– No producen contaminación visual o lumínica.

Sin duda alguna, estas 10 ventajas que la iluminación LED nos ofrece, nos hace más simple la idea de invertir en esta tecnología para los interiores y exteriores de nuestra casa.