Consumen muy poco, iluminan muy bien y duran miles de horas.

En otras épocas, no tan lejanas, a la hora de darle estilo o decorar un espacio cerrado o abierto de nuestro hogar, las alternativas giraban en torno a los colores de la pintura, las alfombras, empapelado, o farolas en el jardín.

Hoy en día, la tecnología permitió la evolución de los diodos emisores de luz (LED en inglés) perfeccionando su utilidad, su compromiso con el medio ambiente, su consumo y su funcionalidad estética.

Las ventajas de la iluminación LED se multiplican. Es común resaltar solamente el ahorro energético que generan, reflejado en la factura de la luz, pero en este informe te contaremos más beneficios.

Y un dato no menor. Hoy podemos ponerle LED a todo. Es común ver su resplandor en calles, plazas o jardines; también en fábricas, oficinas, hogares e incluso en vehículos.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Los desarrolladores y fabricantes fueron astutos, incorporando el cambio a LED sin generar trastornos en los usuarios. Por ello esta nueva tecnología permite por ejemplo, la utilización de los viejos portalámparas.

Y para seguir sumando buenas nuevas, las bombillas LED consumen mucho menos energía que las tradicionales y el precio para adquirirlas es relativamente similar, con el agregado de los beneficios.

Apuntando a una iluminación ecológica y decorativa

Como dijimos, la tecnología LED permite a decoradores o arquitectos profesionales y a muchos aficionados, abandonar la palidez de nuestras paredes, logrando efectos que sorprenden y agradan, implementando distintas intensidades en la tradicional luz blanca, hasta la mutación de colores. Si hacemos memoria, hacer esto hace algunos años, suponía una importante inversión económica.

Siguiendo con la decoración que generan, una de las cualidades más aplaudibles de la iluminación LED es la versatilidad. Se adaptan y crean diferentes espacios o escenarios tanto en interiores como en exteriores.

Son magníficos los efectos que crean en los patios verdes, señalando desde plantas específicas hasta senderos. En las piletas o piscinas son ideales para las noches calurosas y además, podemos adquirir luces LED sumergibles. Para los bordes podremos incorporar las tiras LED, especie de cordón lumínico que incluso puede cambiar de color según nuestro gusto.

El uso de la tecnología LED en iluminación es beneficioso para el medio ambiente, por ello la llaman iluminación ecológica ya que no utiliza mercurio o gases que producen efecto invernadero e incrementan el calentamiento global.

Son definitivamente una elección inteligente, por su eficiencia energética y eficacia lumínica.

Y hay más: la iluminación LED es la más segura

Los LED son los elementos lumínicos considerados dentro del grupo seguro, ya que trabajan con corriente continua de baja tensión. Esta característica reduce considerablemente los accidentes domésticos por electrocución, evitan descargas y lámparas o apliques quemados por sobrecarga.

10 ventajas de la iluminación LED

· El bajo consumo de la luminaria. Permite un importante ahorro energético. Además es eficiente, tanto por su amplia vida útil como por su bajo consumo energético.

· Poca emisión de calor. Diseñadas con disipador de calor evitando la sobrecarga. Una tranquilidad en todos los hogares.

· Produce luz nítida y brillante, encendido inmediato, sin parpadeos ni tiempos extras para llegar a la intensidad deseada.

· Mayor duración que las bombillas tradicionales. La vida útil de los LEDs puede llegar a estar entre las 20.000 y 50.000 horas de vida, que se traducirían en unos 6 años aproximadamente, mientras que la de una bombilla halógena esta en torno a las 2.000 horas.

· Facilidad de instalación de lámparas.

· Importante ahorro factura de la luz. El ahorro puede suponer hasta un 80% lo que significa un gran cambio en nuestro consumo.

· Posibilidad de control de intensidad lumínica con control remoto. En el mercado se encuentran luces LED con un regulador para variar la intensidad y tono de luz. También pueden tener un control remoto a distancia.

· Al no tener filamento como las tradicionales bombillas, soportan golpes y vibraciones sin romperse, por lo que su vida útil se multiplica. Además son resistentes al agua.

· Son ecológicas. No contienen mercurio por tanto no dañan el medio ambiente.

· Producen baja contaminación lumínica en exteriores.

Sin dudas, estas 10 ventajas LED implican importantes beneficios que podemos disfrutar en nuestro lugar preferido, adentro o afuera.

Cascos LED

En realidad es la incorporación de luces intermitentes o fijas LED a tu casco tanto para bicicletas como para motos. Según los especialistas permite que el usuario esté visible a más de 100 metros.

Especialmente pensado en los ciclistas, este casco se convierte en la herramienta más segura del mercado. Hoy se utiliza también entre usuarios de patines, skates, monopatines eléctricos, entre otros.

Subirse a este tipo de vehículos sigue siendo peligroso y por ello es que se avanzó en la incorporación de luces LED en los cascos.