Cuando la videocámara se trasforma en tus propios ojos.

Se hace necesario invertir en un sistema de videovigilancia o de cámaras de seguridad que, gracias a los avances de la tecnología, son tan variados como eficientes. La buena noticia es que adquirir en estos dispositivos no es costoso y se logran funcionalidades satisfactorias.

La idea es poder salir de casa por breves momentos o hasta de vacaciones y sentirse seguro. Y como todo ha evolucionado, existen distintas alternativas al alcance de la mano, no como hace un tiempo atrás donde la única opción era contratar una empresa de seguridad privada y monitoreo que dependía en gran parte de los sensores físicos o de movimiento para que “salte” la alarma sonora.

Hoy en día, el abanico del que disponemos va desde una simple cámara de vigilancia que la podemos comprar a un precio económico, a sistemas realmente complejos como vemos en las películas. Hay para todas las necesidades y a precios muy competitivos.

Si somos realmente celosos de la inversión y del registro, en el mercado actual de cámaras de vigilancia doméstica podemos encontrar desde algunas lentes que permiten reconocimiento facial e imágenes HD hasta cámaras que, conectadas a la internet de la casa y con una aplicación en el teléfono móvil, nos permiten ver online qué ocurre en el hogar, recibir avisos de intrusión y hasta activar la alarma a la distancia.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

¿Qué ventajas aportan las cámaras de vigilancia?

Estos sistemas de seguridad preventiva, tienen al menos una doble función: inicialmente disuadir al intruso de ingresar en el hogar. Si de todas formas el ingreso no deseado se produce, la idea es ser capaces de detectarlo y dar aviso a quien corresponda lo más rápidamente posible, por ejemplo, a la fuerza de seguridad.

Enumeremos algunas ventajas de invertir en cámaras de vigilancia:

· Desalienta el posible robo, al quedar registrados.

· No son sistemas costosos. Hay amplio rango de precios.

· Permiten el monitoreo tanto de las personas como de los eventos.

· Permite el registro de lo que ocurre cuando no estamos en casa o la oficina.

· De haberlos, recopila pruebas de otros posibles delitos.

· Y un factor que no tiene precio: la sensación de seguridad y tranquilidad que nos generan.

¿Qué cámara de seguridad conviene comprar?

Antes de invertir en un sistema de vigilancia por cámaras hay que planificar y estimar qué respuesta o solución esperamos nos acerque. Es muy importante organizar detalles para optimizar su utilización. Por ejemplo:

· Reconocer la zona que queremos tener vigilada.

· Es solo monitoreo por robos y vigilancia o también para otras respuestas, como bomberos o urgencias médicas.

· Monitoreo online desde nuestro teléfono y/o grabación total de imágenes.

· Determinar las debilidades de nuestro espacio con un croquis donde se haga principal foco, por ejemplo, los puntos de accesos como puertas, ventanas, portones, garaje o balcones.

· Atentos a los usuarios con acceso a nuestra casa o negocio, que la activación y desactivación sea práctica. Puede utilizarse un control remoto o desde el teléfono móvil.

Opciones hay muchas

Te acercamos una línea básica de alternativas, que de todas formas, pueden variar según marca, modelo y precio.

· Cámaras para interior: Son simples y cumplen con el rol pretendido. Dentro de las ventajas están que podemos encontrarlas en el mercado, son económicamente accesibles, no necesitan grandes mecanismos de instalación y hasta las puede armar y colocar el usuario.

· Cámaras con movimiento y zoom: útiles para espacios amplios, como parques o patios arbolados. Permite vigilar y monitorear. Algunas cuentan con movimiento.

· Cámaras con visión nocturna: suelen implementarse con la opción de grabar todo el día. Por ello durante la noche enciende la visión infrarroja dejando registro en blanco y negro.

También siguen vigentes los sistemas de video vigilancia con una instalación CCTV, siglas de circuito cerrado de televisión. Son históricos, pero eficientes. Además permiten visualizar en monitor las imágenes de más de una cámara en simultáneo y almacenarlas en la grabación.

Hoy la tecnología en seguridad también avanzó

Las cámaras inalámbricas conectadas al Wi-Fi, transmiten los datos e imágenes de manera online. Y sobre todo, reiteramos, sin cables. Son las utilizadas comúnmente en los hogares y por lo general, necesitan una batería para funcionar.

Son prácticas, cómodas y hasta se “camuflan” entre nuestra decoración para pasar desapercibidas. Algunos de estos modelos utilizan Wi-Fi y el monitoreo es por medio de internet, ya sea enlazados a una computadora o a nuestro teléfono móvil.

Otro dato no menor, es que se venden en formato de kit cámaras de vigilancia, por lo que colocándolas uno mismo siguiendo las instrucciones, se ahorra los costos de contratar personal para la instalación.

¿Cómo se instala una cámara de seguridad?

Como decíamos, el kit de cámara de vigilancia viene preparado para que el usuario, de manera doméstica, pueda montar la instalación de seguridad sin complicarse demasiado o pasar un mal rato. Simplemente siguiendo las instrucciones del manual del kit estaremos conectando nuestra seguridad por cámara.

Además, las cámaras inalámbricas pueden conectarse con la computadora, tablet o nuestro smartphones mediante Wi-Fi. Esto las hace muy prácticas y eficientes.

Algunas ventajas de las cámaras de seguridad inalámbricas

· Ahorro en los costos de instalación: no es necesaria la contratación de personal para colocarlas y el ahorro en cableado y cable-canal también hay que sumarlo.

· Fácil y limpia instalación: se pueden instalar de forma rápida y sencilla sin necesidad de técnicos o albañiles.

· Movilidad en la ubicación: pueden instalarse donde se desee y si es preciso moverlas a otra ubicación, hacerlo de forma rápida y simple. Basta con trasladar nuestra cámara a otro espacio, siempre teniendo buena cobertura de Wi-Fi.

En Musimundo tenemos a muy buenos precios y varias opciones para que te sientas más seguro.