Nuestro pequeño oasis de lona merece ser armado y desarmado como corresponde.

Parece una tarea simple, y tal vez lo sea, pero nunca vienen mal algunas pautas para armar y colocar mejor que nunca nuestra pileta de lona.

Cuando los calores empiezan a apretar, sabemos del alivio que es poder refrescarnos en nuestro espejo de agua del patio.

Además, cumple funciones extras, ya que entretiene a los chicos y los ayuda a dormir mejor, nos sirve para despejarnos, distendernos y compartir.

De todas formas, no dejemos que los menores usen la pileta sin presencia, supervisión y cuidado de un adulto. Siempre un ojo alerta.

El armado de la pileta debe convertirse en un ritual familiar. Aunque seguro resultará más divertido y con más voluntarios el montaje que el desarme.

Por eso te acercamos algunos tips que nos darán una mano a la hora de la compra y del armado de la “pile”.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Tamaño:

Claramente depende de quienes la van a utilizar y también del espacio disponible con el que contemos.

Las rectangulares y clásicas piletas de lona siempre son una buena opción, fácil de armar y desarmar y nada complejas a la hora de su mantenimiento.

Para los bebes siempre se recomiendan circulares, posiblemente inflables y con no más de 30 o 40 centímetros de profundidad.

Las piletas también han evolucionado y en mercado encontramos modelos que con solo inflar su borde superior, nos montan una pileta sin caños ni estructuras, que incluyen escaleras y son realmente de calidad.

Ubicación:

Se recomienda que sea colocada en sentido este-oeste, para que les dé el sol durante las horas de la mañana y la tarde. Evitemos sombras de medianeras o edificios.

Siempre coloquemos alguna base en el piso, para que la pileta no esté en contacto directo con la superficie.

Si la idea era colocarla en una terraza, solicitemos los permisos correspondientes ya que no todos los edificios permiten la instalación.

En resumidas cuentas, los consejos más útiles para instalar la pileta son:

Armado:

– Debe montarse sobre una superficie sin desniveles, lo más plana posible.

– El lugar debe ser firme y estable.

– Previamente retiremos elementos que puedan resultar punzantes como piedras, ramas, vidrios, raíces, escombros pequeños.

– Siempre coloquemos una base protectora entre el piso y nuestra pileta, incluso si es sobre césped.

– No cambiar de lugar la pileta si esta con agua, por mínima que sea la cantidad. Podría romper la lona.

– Si es estructural, los caños y esquineros no deben ser utilizados como asientos o trampolín. Hacerlo atenta contra la estructura de la pileta y podría ser peligroso para los usuarios.

Mantenimiento:

– Podemos utilizar aceite en el interior de los conectores y caños para facilitar el desarme posterior.

– Evitemos las pastillas de cloro, salvo que las coloquemos en un dispensador. Que no esté en contacto con la tela.

– Cuidemos también el exterior de la pileta. Recordemos que la lona tiene dos caras.

Desarmado:

– Antes de guardar la pileta, limpiemos y sequemos caños y lonas. Si la humedad permanece en su interior, formaran hongos en la tela y oxido en los caños.

– Podemos utilizar productos aislantes para mantener seca la pileta cuando la guardamos.

– Si tenemos tiempo, ganas y memoria, podemos abrir la pileta y ventilarla entre verano y verano.

Preguntas frecuentes sobre la pileta

Según los especialistas, las preguntas y respuestas más frecuentes de los novatos y no tanto, son las siguientes:

¿Por qué no encajan los caños?

Porque no miramos el manual que está dentro de la caja, que trae referencias concretas en centímetros y hasta nomenclando los caños. Solo hay que seguir las instrucciones y no forzar nada.

¿Cómo mantengo el agua limpia más tiempo?

Si estamos dispuestos a invertir algo de dinero podemos comprar una bomba y su kit para limpieza de piletas. También podemos incorporar productos capaces de prever la aparición de virus, hongos, algas o bacterias. Los productos hacen su trabajo de filtrado y luego pasamos el kit de limpieza.

Ayuda mucho utilizar un cubrepiletas, evitando la caída de hojas o tierra, así como insectos. También podemos incorporar un recipiente lavapiés, utilizable previamente al ingreso a la pileta.

No cambiemos el agua a cada rato. Seamos responsables con el medioambiente y ahorremos agua.

¿Cuántas temporadas me durará la pileta de lona?

Es una variable y siempre dependerá de su buen uso, mantenimiento y cuidado que se le dé. Si se respetan los puntos y recomendaciones que antes mencionamos, tendremos pileta por varios años.

¿Hasta dónde llenar la pileta?

Esto también depende tanto del gusto como de los usuarios. En cuanto a la seguridad de los materiales, el máximo de llenado recomendado es hasta 10 centímetros del borde superior de la lona, antes de la estructura de caños.

¿Se puede instalar la pileta en un patio de cemento?

Siempre y cuando coloquemos previamente una base protectora. Elijamos la ubicación primero y no cambiemos la pileta de lugar, mucho menos con agua o arrastrándola.

¿Conviene nivelar el espacio para la pileta con arena?

No, porque la arena tiende a moverse y si lo hace, inclina la pileta, forzando y hasta rompiendo la estructura.

¿Podemos lavar la pileta con hidrolavadora?

En lo posible no, ya que la presión del agua puede afectar negativamente la lona.

Por último, el desagote:

Sabemos que no es el momento más simpático de la experiencia y es entendible. El verano se terminó.

Pero dependiendo del desagote y del correcto modo de conservación y guardado, tendremos pileta segura el año entrante.

Paso a paso deberemos:

– Quitar el tapón con antelación.

– Colocar una manguera con la medida correspondiente, para derivar el agua si fuera necesario.

– Cuando el nivel de agua es bajo, a la altura de desagote, es el momento de tener más cuidado que nunca y controlar la ansiedad. No levantemos la pileta desde la estructura metálica. Atentamos contra toda la pile: caños, conectores plásticos y la lona. El modo correcto es ir acompañando el circular del agua, levantando solo la lona desde abajo, comenzando desde el rincón opuesto al hueco de desagote.

No puede fallar nuestro verano y la pileta de lona con todos estos tips.
El chapuzón nos espera.