Se viene el calor y hay que empezar a tomar medidas. Probar si todo anda bien, algo que no siempre pasa. Entonces ¿qué hacer si el aire acondicionado no enfría?

Antes de ponernos a insultar a cielo e infierno, tomémonos un segundo de calma para tratar de averiguar qué puede haber pasado para que el aire acondicionado que andaba bárbaro, ahora no enfríe.

Esta empezando el calor más intenso, se acerca el verano y notamos que nuestro aire acondicionado no enfría y solo ventila. Todo mal.

Es más, por momentos, hasta sentimos que el aire acondicionado comienza a expulsar aire caliente, en lugar de enfriar nuestro espacio como esperábamos.

No le peguemos con nada, que es muy posible que el aparato no tenga la culpa.

Que el aire acondicionado no enfríe es más frecuente de lo que creemos.

Lo cierto es que hay varias razones por las cuales esto puede ocurrir. A continuación vamos a contar posibles causas y acercaremos algunas ideas para tratar de solucionarlas.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Razones frecuentes por las que el aire acondicionado no enfría

El aire acondicionado solo está ventilando y no enfría. ¿Qué podrá ser?

Filtro de aire sucio

Es la razón más común por la cual cualquier tipo de aire acondicionado deja de enfriar. Si los filtros de aire están sucios, tras acumular polvo y suciedad, ocasionan varios problemas como el bloqueo del paso de aire frío y cálido dentro de los conductos. Como efecto extra, esta suciedad también afecta el termostato.

Es importante comprobar el estado y la integridad del filtro y limpiarlo o cambiarlo lo antes posible.

Condensador externo sucio

Como sabemos, dentro de casa se absorbe el calor del aire y lo transfiere a una unidad externa o condensador, que lo transforma y condensa en aire frío.

Naturalmente si esa una unidad externa esta obstruida, no podrá ocurrir el enfriamiento adecuado del sistema de aire acondicionado.

Se soluciona limpiando el condensador, dejando un amplio espacio para que pueda realizar su función. Si vemos que esto no es lo nuestro, no dudemos en llamar un profesional.

Termostato mal configurado

A veces, por desconocimiento, hacemos que el aire acondicionado funcione mal, expulsando primero aire frío y luego tibio. Claramente hay que cambiar la configuración del termostato al modo automático para que el ventilador funcione solo cuando el aire se está enfriando. Y listo.

Se rompió el motor

A veces se rompen o tiene defectos. Esto pasa, son fierros. Verifiquemos que no haya nada que interferirá en la capacidad de enfriamiento de la unidad de aire acondicionado. Esto es un problema complejo, lo que requiere la intervención de especialista.

Atentos al refrigerante

El sistema de enfriamiento del equipo requiere de una sustancia fluida refrigerante que absorba el calor del aire circundante. Es obvio que la pérdida o ausencia de esta sustancia causa que no ocurra el enfriamiento. Si esto pasa, es posible que nuestro aire acondicionado emita sonidos extraños.

Puede ser el compresor

El compresor gestiona el flujo de refrigerante entre el evaporador y el condensador. Si el compresor falla, no enfría el aire. Lamentablemente hay que reemplazarlo por uno nuevo y un profesional deberá instalarlo.

Más allá de estos problemas habituales, el mantenimiento de nuestro aire acondicionado es vital. De hecho es un muy buen consejo, planificar un mantenimiento regular por almanaque. Lo recomendado es que ocurra cada 3 meses.

Un efecto colateral no deseado del mal funcionamiento de nuestro aire acondicionado, es el incremento que registrará nuestra factura eléctrica ya que le pediremos más a nuestro equipo y encima, seguiremos sufriendo el calor.