Con la llegada del calorcito, comemos más verduras. Todo más fresco y sano. Por eso nos merecemos un buen rallador eléctrico de verduras que será nuestro mejor aliado.

La llegada de la primavera y próximo verano, repercute directamente en nuestros hábitos alimenticios. Nos vamos alejando de las denominadas “comidas de olla” para pasar a platos más frescos, livianos y saludables.

Si lo que buscamos es comer mejor, más sanamente, los especialistas recomiendan aprovecha al máximo las verduras de estación.

Aquí empieza la cansina relación del hombre/mujer con las ensaladas. Sentimos que son siempre son iguales.

Pues eso tiene y puede cambiar con la incorporación en nuestra cocina de un rallador eléctrico de verdura.

En una secuencia de minutos, esta fenomenal y versátil herramienta puede la calidad alimenticia desde la mesada. Es fácil de usar, fácil de limpiar, y hace una ensalada en instantes, casi sin ensuciarnos ni las manos. Lavamos la verdura y listo.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

¿Qué es un rallador eléctrico de verduras?

Un poco que su nombre ya lo indica. Este rallador eléctrico de verduras incluso se adapta a otros usos. Pero lo cierto es que aquellos que viven con el tiempo contado para preparar sus alimentos se han convertido en fanáticos.

Según dicen, y nosotros coincidimos, cuando el tiempo y las obligaciones apuran, es de gran utilidad contar con el rallador eléctrico de verduras. Ahorra tiempo, dinero y no genera casi desperdicio de alimentos.

Además, al ser eléctrico no exige esfuerzo. Su base de rallado, por lo general rígida y de metal con muchos agujeros, está pensada para desmenuzar alimentos semiduros como nuestras verduras, pero también sirve para el pan, queso o lo que más nos guste que no sea muy blando.

Ventajas de un rallador eléctrico de verduras

Para comenzar, gracias al rallador eléctrico de verduras, se consiguen piezas homogéneas, de igual tamaño y contextura. Parece un dato menor, pero como sabemos la comida entra primero por los ojos. Estos detalles son importantes para los que se preocupan por una excelente presentación.

Pero hay muchas más ventajas de utilizar un rallador eléctrico de verduras:

– Su uso es fácil y seguro, ya que cuenta con un sistema de seguridad que permite el encendido una vez estén todas las piezas montadas, evitando accidentes indeseados y muchas veces dolorosos.

– En estos tiempos es el aliado ideal, ya que permite un gran ahorro de tiempo en la cocina. Permite generar platos rápidos y variados en muy pocos minutos.

– Cero esfuerzos: evita la realización del trabajo manual siendo más higiénico el proceso de preparación de comida. Con este rallador eléctrico de verduras, no nos quedará olor en las manos o los dedos como en otros procesos de rallado.

– Cortes precisos, en la forma deseada y todos iguales. Esto variará según la verdura y el gusto del que cocina.

Cortes más precisos

Nos detendremos en especial en este punto que también marcábamos como ventaja, ya que como sabemos, en el mismo momento en que decidimos comprar nuestro rallador eléctrico de verduras, sabemos que lograremos un toque entre chef y gourmet. En nuestro plato nada estará incorporado a la ligera sino cuidando todo al detalle.

Con un rallador eléctrico de verduras, ganaremos en gustos y sabores pero también en estética del plato, en la presentación.

Es una gran herramienta si buscamos además agilizar el trabajo en la cocina. Son muchos los modelos que existen en el mercado, pero pensemos en todos y cada uno de los beneficios que nos trae nuestro nuevo rallador de verduras eléctrico y elijamos bien.

Por último, siempre dependiendo de la marca y modelo del rallador, pueden traer incorporados accesorios adicionales. Por ejemplo, cuchillas para cortar en láminas finas y onduladas.

También hay algunos ralladores eléctricos de verduras traen su depósito de alimento. Esto los hace más higiénicos, sanos y seguros.