Sistemas, medidas y formas para cada lugarcito de la casa.

No hay ritual como el asado a la parrilla. Comprar leña o carbón, el corte de carne elegido, un buen trago para acompañar al parrillero en la cocción y compartir lo cocinado con los nuestros.

Pocos placeres son más deseados que ese olor tan característico que nos interrelaciona con nuestros antepasados y con nuestros comensales aquí presentes.

Pero qué hacemos si no tenemos parrilla… Hay que solucionarlo.

Aunque tengamos un espacio reducido como un balcón, terraza, patio de planta baja o un muy pequeño jardín, habrá siempre lugar para instalar la parrilla. No se discute, ponemos la parrilla y después vemos qué hacemos con el resto.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Las ventajas de asar alimentos son varias:

· Es más saludable, ya que la grasa de los alimentos se escurre al calor.

· No solo pueden ser carnes, también podemos asar verduras.

· Asando se realza el sabor de los alimentos, ya que no pierden nutrientes como al hervirlos.

· Al asar, los alimentos no aumentan su valor calórico como al fritarlos.

Pero vamos a ir un poquito más allá.

En nuestra siguiente guía incluiremos parrillas con mechero a gas, parrillas eléctricas y con ladrillos especiales.

No esperemos más. Vamos a encontrar la parrilla más adecuada para nosotros.

Parrillas a gas

Se encienden con chispero, utilizan una perilla o botón, es decir, igual que una cocina doméstica. Esto enciende una especie de mechero que recorre el espacio debajo de la parrilla brindando un calor parejo. Es compacta y fácil de mover.

En estas modernas aliadas de nuestro próximo asado, lo más complejo es la limpieza posterior. Luego de utilizarla hay que limpiar las rejillas para evitar malos olores o algún susto al volver a encenderla.

Parrillas de ladrillo

Aquí se requiere una construcción y deberemos o contratar a alguien o mostrar nuestras dotes. No te asustes, también podes encargar y comprar una a medida. Es cierto además que estas parrillas pueden necesitar una chimenea. Los que saben dicen que las parrillas hechas con ladrillos son las mejores.

Lo bueno es que podemos solicitar diseños que nos gusten o cumplan nuestros objetivos. Podremos incluso hacer o adquirir una parrilla básica y luego ir comprando artículos para otras funciones para cocinar.

Claro que son a leña o carbón, pero algunos suelen colocar un mechero móvil debajo para que cumpla con la función.

Parrillas cuadradas o de barbacoa norteamericana

Son fáciles de insertar e incorporar a nuestros espacios pequeños. Son más bien tradicionales, suelen tener gran profundidad para que la llama cocine (o queme) las carnes. Típica parrilla que vemos en las series o películas de los Estados Unidos. Son cómodas pero no muy grandes, por lo que la comida será poca o el parrillero deberá trabajar mucho y en tandas, si tiene muchos invitados.

Parrillas eléctricas

Por más que cuando lleguen los comensales nos miren raro, las parrillas eléctricas son las mejores socias para lograr hacer un asado en un espacio reducido.

Son compactas y muy prácticas.

Obviamente no utilizamos leña ni carbón. Solo giramos la perilla y ya está el fuego listo para recibir nuestras carnes adobadas o salpimentadas.

No hay humo, pero si aroma a asado.

Deberemos tener especial cuidado si quedan a la intemperie, ya que hay que protegerlas de la lluvia para una mayor y mejor vida útil.

En cuanto al consumo no es tan elevado, más aun si consideramos que no tendrá un uso diario. Por otra parte, más allá del punto de cocción de nuestro agrado, un asado no debería llevarnos más de una hora de encendido y consumo eléctrico.

Sin duda, las parrillas eléctricas son la mejor opción para los amantes del asado, pero con poco lugar.

Son equipos de cocción que además son prácticos, transportables, fáciles de usar y de limpiar.

Estos tiempos son así. De la leña se pasó al carbón. Del carbón al gas y del ya tradicional gas a los artefactos eléctricos. Y con las parrillas hicieron el mismo camino.

Incluso, gracias al tamaño y la portabilidad que poseen algunas, ni siquiera es necesario tener un gran jardín o balcón. Con una buena ventilación se pueden usar en cualquier living, comedor o cocina.

De cualquier modo, habrá quienes digan que no hay como el asado hecho a leña o carbón. Hay una opción para cada necesidad.