Cómo elegir la heladera que vos y tu cocina necesitan.

La heladera es uno de los electrodomésticos más importantes del hogar por lo que su elección debe ser cuidadosa para no equivocarse. Y también hay otra realidad: el bolsillo. Es un electrodoméstico que nos exigirá una erogación importante.

Al igual que en muchos de los artefactos, la tecnología ha avanzado y suministrado sofisticadas incorporaciones también a las heladeras. Hay heladeras de “un frio” que tienen congelador, pero no incluyen freezer. Las tradicionales “top mount” que tienen el freezer arriba y el refrigerador por debajo. También se pueden conseguir al revés: freezer abajo y “refri” arriba.

Claro que podríamos seguir sumando, por ejemplo, las “side by side” que tienen dos puertas verticales y son de mayor porte. Y hasta podemos ir más lejos: heladeras con dispenser de agua y hielo en su puerta y porque no remarcar que ya se venden en nuestro país heladeras interactivas, conectadas el celular, desde donde se puede controlar y administrar la temperatura de nuestros alimentos y bebidas, entre otras funciones.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Por eso, hay claves que debes tener en cuenta a la hora de adquirir una heladera

· Calcular el espacio disponible y el tamaño de la heladera

Fundamental tomar bien las medidas del espacio donde ubicar la heladera. Son cuatro medidas: alto, ancho, profundidad y una que suele ser olvidada: calcular bien la amplitud con la puerta abierta. Hay que asegurarte que la heladera no sobresalga y obstruya el paso y también que se recomienda un espacio de 20 a 30 centímetros entre el equipo y la pared.

· Puede ser un artefacto de gran porte

Por eso es importante que acuerdes con la casa de electrodomésticos o tengas previsto previamente, cómo trasladarás la heladera a tu casa. En lo posible que viaje cubierta con materiales que eviten ralladuras y abolladuras.

· La heladera depende de la cantidad de personas en la casa

Si vivís sola, solo o en pareja, no vas a necesitar un equipo muy grande y alcanza con una capacidad de 250 litros. Cuando van a incluir alimentos para tres o cuatro personas que conviven, pensá en las que tienen más de 360 litros. Pero en cambio si tenés una familia o familia numerosa, se recomienda una heladera con capacidad de unos 600 litros.

· Especial atención al consumo energético

La heladera debe optimizar el consumo energético y esto trae grandes beneficios: se convierte en un artefacto sustentable y colabora en el ahorro de energía eléctrica que como sabemos, se traduce en beneficios económicos para los usuarios. Para saber fácilmente el grado de eficiencia energética, podemos ver la etiqueta que lleva la heladera y buscar que tenga la letra A. Esta particularidad permite ahorrar hasta un 48% anual.

· Selecciona el sistema de refrigeración

En la casa de electrodomésticos podrás elegir entre varias opciones. Las heladeras de frio húmedo o tradicionales, otras de frio seco o no frost que no generan escarchas o las que combinan ambas.

· Buscar un freezer eficiente

Un freezer no es igual que un congelador, pudiendo alcanzar los -30 grados bajo cero. Los de mejor calidad tienen 4 estrellas y funcionan entre los -24°C hasta los -30°C. Le siguen los de 3 estrellas, que alcanzan los -18ºC. Pero si el equipo tiene solo 1 o 2 estrellas no de un freezer, es un congelador.

· Heladeras inteligentes

Existen también heladeras denominadas inteligentes. Son las que se adaptan al estilo de vida y la demanda del usuario, con un abanico que va desde “consumo en vacaciones” para cuando viajamos y no estamos en casa, hasta el modo “fiesta” para cuando la demanda aumenta por recibir visitas.

· Heladeras anti bacterias:

Algunas marcas cuentan con un sistema que evita la formación de bacterias para una mejor conservación de nuestros productos. Además evita olores desagradables.

· Mirar los complementos antes de comprar:

Recuerda revisar los burletes de las puertas que deben ser integrados y sin tornillos ni dimensiones exageradas. Los estantes deberán ser firmes pero cómodos al retirar. Que no falte ningún compartimiento de la puerta.

· Pedir asesoramiento siempre ayuda:

Que no te genere vergüenza sacarte todas las dudas con el vendedor o con un experto de la casa de electrodomésticos. Su función es ayudarte a comprar bien.

Freezer abajo: la nueva estrella y sus beneficios

No son muchas las marcas que han incorporado a sus catálogos heladeras que tienen el freezer debajo del refrigerador. Estos modelos suelen tener un freezer de mayor tamaño. Para aquellos que saben administrar sus alimentos cocidos o pre-cocidos, así como los congelados, son ideales.

Detallamos algunos puntos muy favorables que deberías conocer de este modelo que avanza entre las opciones de mercado.

· En una heladera con mucha comida, por pertenecer a una familia, este tipo de artefactos permite acomodar mayor cantidad los recipientes con tapa así como también envases. Más espacio, más aislamiento.

· Si organizan las comidas por adelantado para toda la semana, permite tener resueltas varias comidas por anticipado. Si en la familia los más chicos deben cocinarse solos, el tener el freezer abajo deja a su alcance la solución alimenticia.

· Permite almacenar sin esfuerzo, con mayor orden, de manera eficiente y prolija.

· Una heladera cuyo freezer abajo tiene estantes y cajones divisores. Esto permite almacenar productos por afinidad, gusto u orden de necesidad.

· Este tipo de heladeras con freezer inferior suelen ofrecer el sistema no frost que evita la generación de escarcha o el obligando descongelamiento manual.

· Las heladeras con freezer debajo ofrecen por lo general, traen estantes retráctiles y repisas deslizables, permitiendo una apertura total de la puerta.

· Un detalle no menor es que, al ser de avanzada, cuentan con una iluminación de última generación.

· El último dato y no por ello menos importante de nuestro freezer bajo, es que es accesible para todos los miembros de la casa. Si algún familiar con movilidad limitada, alguna persona mayor o los más chicos buscan helado, por ejemplo, lo tendrán a su alcance.