Ala vez que incorporamos esta genial herramienta a nuestra casa, no la dejamos nunca más. Por eso cercamos consejos para elegir una buena aspiradora.

Puede ser que la oferta sea tan amplia que necesitemos una aspiradora mágica que absorba esos modelos que no hacen más que confundirnos a la hora de la elección.

Si estamos entre las personas que nunca compraron una aspiradora, una cadena de dudas y un universo de alternativas colisionan en nuestra cabeza.

Las preguntas siguen siendo cómo elegir una aspiradora, a qué prestarle atención y a qué no.

Lo cierto es que, si no tenemos una, deberíamos y quisiéramos. Si ya tenemos una, sabemos que es la mejor herramienta doméstica que se haya creado.

Para bien o para mal, tenemos a disposición una gran variedad de alternativas, por citar algunas:

– Aspiradoras con caño, con o sin bolsa, o con ambos sistemas.

– Aspiradoras con filtro de agua.

– Aspiradoras con escoba, que son livianas, tienen autonomía y buena potencia.

– Aspiradoras de mano, comodísimas y portables. Para sillones o el auto, ideales.

– Aspiradoras con opción seco-húmedo.

– Robots aspiradores, que se manejan casi solos.

A estas opciones podemos sumar que cada fábrica, cada marca, cuenta con variables propias de modelos, gamas y características.

Por todo esto, y algunas cuestiones más, elegir una aspiradora puede resultar complicado.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Consejos para elegir una aspiradora

Antes de comprar esta máquina de limpieza, debemos tener en claro ciertos puntos sobre su uso que nos irán decantando y alineando en nuestra elección.

Si nunca tuvimos aspiradora, nuestra primera opción debería ser un modelo que nos permita limpiar a fondo todo tipo de superficies, sin grandes especificaciones.

En este caso, las tradicionales aspiradoras con caño, con o sin bolsa, son las indicadas. Son completas en prestaciones, con buena potencia y accesorios que permiten hacerle frente a rincones, pisos, sillones, suelos y mucho más.

Podemos buscar modelos con escobas o escobillas, que son prácticas y útiles, convirtiéndose en una especie de 2 en 1.

Si realmente el presupuesto lo permite y no queremos complicarnos, busquemos una aspiradora robot, que prácticamente se maneja sola. De todas formas, busquemos marcas y modelos recomendados, ya que en los foros se encuentran algunos planteos sobre detalles de limpieza que resultan insuficientes.

A la hora de elegir y comprar, evaluemos las particularidades del ámbito de uso.

Por ejemplo, cómo es la vivienda, cada cuánto limpiamos, cuándo la usamos, lo hacemos en períodos cortos o largos, convivimos con personas con alergia o animales, y muchas, muchas variables más.

El tamaño de la casa

La aspiradora puede ser definida según el tamaño de nuestra casa. Por la exigencia que tendrá la máquina, aquí el tamaño importa, y deberemos tenerlo en cuenta a la hora de escoger el tipo la aspiradora.

Si la casa es muy amplia, el modelo a elegir debería ser de caño con cable para que no dependa de la batería, permitiendo plazos lagos para cubrir distancias amplias.

La longitud del cable, por lo general, ronda los 8 y 11 metros aproximadamente.

Si buscamos que aspire lo superficial, pero que además remueva un poco más profundo, los modelos con escobilla son ideales. Busquemos también modelos con cable, ya que si le exigimos mucho a una batería, puede jugarnos en contra a largo plazo.

El tema de las baterías es sensible, ya que debemos estar seguros que soporte la demanda de la potencia, con buena autonomía.

Volvamos al tamaño de la casa. Si vivimos en un espacio chico o reducido, comprar una aspiradora muy robusta nos generará un problema también a la hora de guardarla, ocupando mucho espacio. Por eso es clave tener en claro las superficies que vamos a limpiar.

Superficies a limpiar

En principio, las aspiradoras limpian tanto suelos duros como alfombras, pero no todas son eficaces en ambos o todos los terrenos.

Por citar un ejemplo, los robots aspiradores son prácticos, pero tienen menos potencia que una aspiradora de caño o con escobilla.

Las aspiradoras más potentes, no siempre limpian bien en todas las superficies. Revisemos la potencia antes de la compra.

Limpiamos mucho o poco

Seguro que tenemos nuestra casa lo más limpia posible. Al menos es lo que procuramos.

Si el tiempo nos apura, la mejor alternativa es la aspiradora con escoba o escobilla, que permiten realizar la limpieza rápida y cómodamente.

Para los que hacen esta tarea de limpieza de manera semanal, las maquinas con caño extensible son las señaladas, permitiendo llegar a todos los rincones.

Los otros ítems

– La potencia es una de las características más buscadas y valoradas por muchos usuarios.

– Comodidad y que sea liviana para moverse.

– Eficacia en superficies variables, desde almohadones a pisos.

– Que no sea muy ruidosa.

– Si tenemos mascota con pelos, que no quede ninguno.

Ya tenemos una guía básica para elegir y comprar bien nuestra primera o nueva aspiradora.