Es la estación de las flores y los aromas, por lo que la atención vuelve a esos espacios verdes. Vamos por consejos para mejorar el jardín en primavera.

Llega el buen tiempo y se van los grises y los ocres del paisaje. Ha llegado la estación del amor y las flores, con todos sus aromas y colores. La naturaleza está de fiesta.

Ante esto, debemos cuidar los detalles y que nuestro espacio verde luzca en su esplendor. Es por eso que vamos a acercar una serie de consejos para mejorar el jardín en primavera.

Repasaremos buenos tips de jardinería para que disfrutemos de un jardín como los de los cuentos.

Vamos preparando una rutina, las herramientas, las máquinas y que la primavera venga con todo.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Consejos claves para nuestro jardín

Con la llegada de la primavera, tras el paso del otoño y el frio invierno, lo lógico es que tengamos que implementar una serie de cuidados para que nuestro césped vuelva a lucir con un verde renovado.

Césped

Vamos a empezar por darle cuidados intensivos al césped. Primer paso, limpiamos los desechos naturales que puedan haberse acumulado, como hojas, ramas o piedras. Si alguna zona se vio castigada por la temperatura o el tránsito, aprovechemos a sembrar césped nuevo.

Tras el tiempo necesario de crecimiento, utilizaremos la cortadora de césped, primero para emparejar y luego para mantener.

Arbustos y plantas

La primavera hace que nuestro jardín renazca. En el caso de las plantas o los arbustos, será fundamental realizar la poda recomendada para cada especie, para el que florecer la revitalice. Limpiemos las bases donde regamos que suelen ganar las gramillas. Si tenemos árboles frutales, revisemos los tiempos de floración y fruto, antes de cortar ramas.

Regado o riego

Como es sabido, no todas las especies de nuestro jardín necesitan la misma cantidad de agua. Primero buscaremos la información y luego lograremos una frecuencia saludable para las plantas. En caso de ser necesario podemos enviarle nutrientes a través del riego también. Es muy importante realizar el riego en las horas de menor temperatura.

Bichos y más bichos

Si las flores aparecen, los insectos que se alimentan o anidan cerca de ellas, también. Por eso pongamos especial vigilancia en la aparición de gusanos, caracoles, babosas, piojillos, y tantos otros. Por una cuestión natural, apuntan sus ataques a aquellas plantas que están en proceso de floración.

Jardín de primavera, pero adentro

A veces no tenemos espacio, pero queremos tener verde y vida cerca. Para esos casos conviene buscar especialmente, especies de plantas que están acostumbradas a una temperatura constante y a un ambiente muy relajado e interior.

También hay quienes dicen que hay que hablarles y también ponerles buena música. Pero si alguna vez pretendemos sacarlas al aire libre, tengamos cuidado: no todas se adaptan.

Ser constante

Este último consejo tiene dos objetivos: que nuestras plantas de jardín vivan y no solo sobrevivan y que además, no nos frustremos cuando lamentablemente una de nuestras flores muere por falta de mantenimiento. Sepamos que es difícil poner a punto un jardín en un solo día. Por eso paciencia y constancia, comenzando por lo más urgente y que cada día vayamos avanzando con otra tarea que complemente y mejore.

Imaginemos lo placentero de estar tomando un buen vino, leyendo un libro, escuchando música o compartiendo con amigos nuestro jardín. Todos entre colores y aromas de primavera, cómodamente disfrutando de unos buenos muebles de jardín que todo lo mejoran. Parece un sueño, pero está ahí nomás.

Aplicando estos consejos básicos, lograremos que se vea vivo y bello nuestro jardín en primavera.