Hoy, la cocina es más inteligente y fácil que nunca.

La cocina tradicional va transformándose en una cocina inteligente, más conocida como cocina Smart. Antes, el mejor aliado era un buen cucharón. Hoy el mejor aliado es un buen teléfono que nos permita acceder a internet, donde encontramos el paso a paso y hasta el tutorial en video de nuestro próximo plato.

A la hora de equipar nuestra cocina, los artefactos, electrodomésticos o gadget nos alivian la tarea de gran manera. Son tiempos de menos cacharros y más botones. Equiparse no es costoso y las ventajas de avanzar hacia una cocina inteligente son muchas.

Por ejemplo, las heladeras inteligentes tienen pantalla táctil. Hay artefactos que vienen equipados con Wi-Fi. Para nuestra próxima cocina Smart, la gama de precios y la variedad de modelos es realmente amplia, con variables en potencia, funciones, accesorios y bondades.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Que una cita no sea un problema

Juguemos con la imaginación a que hemos cursado una invitación para compartir una cita que incluye un momento de gastronomía casera. Y nos toca cocinar el menú. Algunos comenzarán a tener palpitaciones o pánico. Sin embargo las recetas están en la web y con los artefactos indicados, solo es cuestión de seguir los pasos.

Para comenzar, cualquier preparación tendrá pesos, kilos, gramos y cantidades específicas. No podemos improvisar sumando ingredientes a ojo. Por eso, pasos firmes y seguros con una balanza de cocina digital.

Ahora sí: listos para empezar

En un restaurante, lo primero en llegar a la mesa es la panera. En nuestra cita no podemos ser menos y nos encargaremos del pan. Irá a la mesa recién hecho, calentito y confeccionado por nosotros. Ya con la balanza, todo será más fácil.

La receta de pan es muy simple:

Ingredientes

· 150 cc agua.

· 150 cc leche (entera o descremada).

· 1 cucharada sopera de aceite.

· 1 cucharada miel.

· 3/4 de cucharada sopera de sal.

· 575 gramos harina blanca 0000.

· 5 gramos levadura en polvo.

Procedimiento

· Se calienta el agua a 85 grados aproximadamente y la incorporamos al molde de la panificadora.

· Agregamos la leche fría y el aceite.

· Le sumamos la sal y la miel.

· Ahora incorporar la harina.

· Es momento de hacer un hoyo en la harina (entre la paleta y en borde del molde) y colocar los gramos de levadura en dicho lugar.

· Programar la máquina en el programa de pan blanco o básico.

· Tras 5 minutos de amasado por parte de la panificadora, ayudamos con espátula no metálica a sumar la harina que puede haber quedado en los bordes. Dejar la tapa cerrada hasta que termine el proceso.

· Culminado el mismo, retirar inmediatamente y desmoldar. Esperamos que se enfríe y recién cortamos.

Plato principal: carnes blancas y vegetales

Ingredientes

· 4 pechugas deshuesadas de pollo.

· 2 pimentones rojo.

· 2 pimentones verdes.

· 2 cebollas.

· Champiñones.

· Salchicha de pavo.

· 3 limones.

· Ajo, sal, pimienta y comino a gusto.

Preparación

· El primer paso es encender nuestra parrilla para que esté lista al momento de cocinar las brochetas.

· Cortamos en trozos similares y parejos las pechugas de pollo y las dejamos macerando en limón, pimienta, ajo y comino.

· Mientras macera el pollo, vamos cortando los restantes ingredientes.

· Con todo listo, comenzamos a armar, intercalando según nuestro gusto utilizando brochetas de madera.

· Luego armadas las dejamos en la parrilla y colocamos la sal a gusto.

· De ahí en más solo vigilamos para retirar según nuestro deseo.

Ya que nuestras brochetas tienen carne y vegetales, sería ideal algún aderezo casero para acompañar.

Si bien el pesto de albahaca suele estar relacionado a las pastas, se adapta perfectamente a comidas a la parrilla.

Nuestro pesto no se parecerá en nada a los envasados de la góndola. Lo bueno de hacerlo nosotros es que podemos ajustar todos los detalles a nuestro gusto.

Receta del pesto

Ingredientes

· 100 gramos de albahaca, sólo las hojas.

· 200 gramos de queso parmesano.

· 75 gramos de piñones.

· 2 dientes de ajo.

· 160 ml de aceite de oliva virgen extra y sal a gusto.

Elaboración

· Lavamos todos nuestros ingredientes naturales y los secamos.

· Cortamos los ajos en dos, a lo largo.

· Tostamos los piñones en una sartén.

· Luego colocamos todos los ingredientes en el vaso de procesadora de cocina, junto con la mitad del aceite y una pizca de sal. Trituramos todo y cuando logramos una mezcla homogénea, añadimos el resto del aceite y trituramos un poco más para integrarlo.

Ya tenemos listo nuestro aderezo.

Que el vino no sea nuestro talón de Aquiles

Una cita a la que le hemos dedicado tanto empeño merece un vino que se destaque, de esos que compramos y guardamos para una ocasión especial. Esa botella que no puede almacenarse en cualquier mueble o ambiente de la casa.

A la hora de invertir en nuestros vinos debemos pensar en una cava climatizada. Es sabido que hay vinos que merecen cuidados especiales. Las cavas garantizan un cuidado especial, inclinación indicada, temperatura y humedad correcta y protección de rayos UV.

A la hora de adquirir una cava se recomienda especial atención en el consumo de energía. Recordemos que es un electrodoméstico que esta encendido las 24 horas y algunos modelos consumen del mismo modo que una heladera con freezer.

Llegó el momento del postre: helado de dulce de leche granizado

El momento dulce será un clásico: helado de dulce de leche granizado preparado con máquina de helados.

Ingredientes

· 200 gramos de dulce de leche.

· 350 ml de leche entera.

· 200 ml de crema de leche.

· 50 gramos de chips de chocolate o trocitos de chocolate negro.

Preparación

· Batir y unir bien el dulce de leche y la leche.

· Encender la heladora y programar 50 minutos.

· Luego de verter la mezcla en la heladora, añadir la crema de leche.

· Cuando falten 10 minutos antes de finalizar el tiempo programado, agregar los chips de chocolate.

· Se puede consumir en el momento, pero para obtener la consistencia perfecta del helado se puede llevar al freezer unas 2 horas.

· Al servir se le puede agregar nueces o almendras picadas o confites de chocolate.

Con todos estos artefactos al alcance de la mano, una cita en casa no es un problema. Al contrario, es un desafío que solo necesita atención y una pizca de afecto.