Seamos sinceros: estamos cansados de comer las pastas siempre con la misma salsa. Por eso cambiaremos. Aquí tres salsas novedosas para acompañar nuestras pastas.

En épocas frías, y no tanto también, las pastas son aliadas perfectas de la mesa familiar y el encuentro.

En cierto que, casi por tradición, solemos preparar las mismas salsas que hacía la abuela. No nos hemos esmerado mucho en ese camino y no por falta de opciones.

Hoy acercamos tres recetas de salsas novedosas para nuestras pastas.

Son simples, con la incorporación de sabores y texturas nuevas, que seguro nos van a encantar.

En otros informes venimos contando como la cocina es cada vez más Smart. Por eso invitamos a incorporar la Tablet a nuestra mesada. Allí podremos seguir recetas como estas, anotar las compras, escuchar Spotify o seguir tutoriales.

Delantal puesto. Manos a las salsas.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Salsas novedosas para nuestras pastas

¡Comenzamos!

Salsa con palta

El mundo solo habla de las bondades de la palta. Para cocinar es ideal ya que es de fácil preparación y rápida cocción, más todos los benéficos nutricionales.

Ingredientes:

2 paltas maduras

1 cebolla

4 dientes de ajo

2 ciboulette

1 puerro

3 tomates verdes

3 morrones

Cilantro, hojas de albahaca, orégano, pimienta y sal

Aceite de oliva

Preparación:

Cebolla y ajos, cortados en cuadraditos pequeños. Ciboulette y puerro en rodajas. Y reservamos.

Luego cortamos y quitamos la semilla de los tomates. Lo mismo con los morrones.

Cortamos las paltas por la mitad, quitamos semilla y piel para luego cortar en cuadrados e incorporar a la licuadora con aceite de oliva hasta que sea todo una crema.

Ahora a la licuadora sumamos la cebolla, el tomate, los morrones y el ajo. Procesamos hasta triturar los ingredientes y elimine cualquier grumo.

Para terminar, agreguemos el resto de los ingredientes y volvamos a licuar. Ya con todo unido, llevemos a una olla para que tome temperatura, antes de recibir los fideos casi cocidos.

Salsa amatriciana

Es una salsa novedosa ideal para tallarines largos. El nombre deriva de la pequeña localidad de Amatrice en la región del Lacio cerca de los Abruzos, Italia.

Ingredientes:

1 kg de tomates maduros o bien 1 lata de tomate triturado

1 cebolla

100 gr de panceta fresca

Orégano, azúcar, sal y pimienta al gusto

Aceite de oliva

Preparación:

Picamos la cebolla en rodajas finas y las sarteneamos a fuego medio. Incorporamos la panceta picada y esperamos que se transparente la cebolla.

Aparte, licuamos los tomates para luego sumarlos a la misma sartén, con las especias, azúcar y sal.

Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio por unos 10 a 15 minutos. Y a servir.

Salsa boloñesa con berenjenas

Salsa para pastas que es rica, rápida y sencilla sumando verduras.

Ingredientes:

1 berenjena cortada en finas rodajas

200 gr de carne picada

1 ½ de tomate triturado

1 morrón rojo

1 puerro

2 dientes de ajo

Nuez moscada, orégano, sal y pimienta al gusto

Aceite de oliva y un chorrito de vino blanco

Preparación:

Picamos el puerro, aplastamos los ajos y sarteneamos todo con poco aceite. Incorporamos la carne picada, la nuez moscada, sal y vino blanco. Dejamos cocinar a fuego medio, hasta que el alcohol se evapore.

Sumamos la berenjena picada y dejamos cocinar hasta que ablande, para luego incorporar el tomate y el orégano.

Dejamos cocinar por 5 minutos más, o hasta que espese la mezcla y se convierta en salsa.

En todos los casos, incorporamos la pasta casi cocida a nuestras salsas para que se unan en sabor.
Servimos todo junto, agregamos alguna hojita de albahaca y cubrimos con abundante queso rallado.
¡Buen provecho!