El asado es un clásico y parte del ADN argentino. Por eso, para sumarle sabores, acercamos recetas de salsas para carnes asadas que le den un toque distinto.

Como sabemos, la carne, y en particular el asado argentino, tienen fama en el mundo entero, tanto por su calidad como por su excepcional sabor.

La familia y la amistad se forjan alrededor del asado.

Estas carnes asadas pueden ser de distintos animales. No importa. Vale el ritual.

La carne vacuna es principalmente la elegida, pero cordero, cerdo o lechón, chivo, pollo o pescado, no se quedan tan atrás.

A la hora de las brasas o los fuegos, pesa mucho la mano del parrillero.

A la hora de servir, empiezan a surgir los trucos, las magias, los toques distintivos.

En las carnes asadas, muchas veces, el punto extra lo hacen las salsas.

Un clásico argentino es el chimichurri, mezcla de especias que hace que se resalten todos los valores culinarios de la carne de vacuna y del que luego compartiremos receta.

Esta salsa, parece ser la evolución de la salsa criolla, que lleva morrones, cebolla y tomate, no solo especias. Esos tres productos, decían las abuelas, tienen que estar cortados en pequeños cuadraditos, todos del mismo tamaño.

Lo cierto es que hay sabores que son eternos y si no están en la mesa de nuestros asados, los extrañamos. Son salsas heredadas, parte de la tradición. Pero hoy vamos por una novedad antes del final del informe. A no perdérsela.

Aquí desandamos 3 salsas para carnes asadas, comenzando por el clásico de la mesa argentina.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Chimichurri

Ingredientes:

30 ml vinagre

40 ml jugo de limón

100 gramos cebolla morada

1 diente de ajo

1 hoja de laurel

90 ml aceite de oliva virgen extra

Perejil fresco

Pimentón picante, pimienta negra molida, orégano, sal.

Preparación:

En el recipiente de la batidora colocamos el vinagre, el jugo de limón, la cebolla roja picada chiquita, pimentón, el ajo picado, pimienta negra y la sal a gusto.

Trituramos bien hasta que quede homogéneo, sin grumos. Añadimos aceite de oliva y volvemos a triturar. Agregamos el perejil fresco y el orégano y volvemos a batir.

Por ultimo agregamos la hoja de laurel.

Salsa tipo provenzal

Ingredientes:

Una base de aceite y vinagre

Jugo de limón

2 dientes de ajo

50 gramos de perejil fresco

Sal

Preparación:

Con la procesadora de mano, trituramos y unimos el ajo con el perejil y un toque de sal.

Puede servir también un mortero.

Luego añadimos el aceite y el vinagre. La mejor referencia es tres partes de aceite por una de vinagre y unas gotas de jugo de limón.

El sabor será intenso e inolvidable.

Y vamos con una distinta:

Salsa de cebolla para carnes asadas

Ingredientes:

2 cebollas

3 cucharadas soperas de vino dulce

2 cucharaditas de azúcar

3 cucharadas soperas de crema de leche

5 cucharadas soperas de caldo de carne

2 cucharaditas de manteca derretida

Sal

Preparación:

Cortamos la cebolla en juliana y la doramos en la sartén con aceite de oliva y la manteca.

Colocamos una pizca de sal y dejamos cocinar la cebolla durante 5 minutos a fuego suave.

Es tiempo para agregar el vino dulce. Removemos y dejamos que se evapore el alcohol subiendo un poco el fuego. Agregamos azúcar blanco y el caldo de carne.

Dejamos que todo se cocine 2 minutos más.

Agregamos la crema de leche, salpimentamos y movemos bien para que se integren los sabores.

Con todo unido, llevamos la preparación a la batidora para homogeneizar. Y listo.

Aplausos!

Esta receta de salsa de cebolla para carnes combina perfectamente con todo tipo de carnes. Es muy habitual utilizarla con cerdo, pero no nos limitemos: hay quienes la utilizan para una pasta con carne.