Cada maestrito con su librito, y cada historiador también.

Lo cierto es que nadie sabe de dónde viene el lemon pie. Y al pie de nota, la receta.

Es una de las tartas dulces más pedidas en el mundo. Hasta tiene fanáticos.

Ideal para la hora del té, del café, en una mesa dulce de eventos o donde fuera. Siempre.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Pero ¿de dónde viene el lemon pie o torta/pastel de limón?

Algunas teorías.

Según algunos historiadores gastronómicos, ya se preparaba lemon pie en la época medieval, y era servido como postre en algunos banquetes oficiales de la entonces Reina Elizabeth de Inglaterra.

Otra teoría va directamente a la preparación. Se cree que la crema de limón, que se hace a base de yemas de huevo, ralladura y jugo de limón, azúcar, se preparó por primera vez en Inglaterra y fue en las cocinas de los protestantes durante el siglo XVIII. Esta receta viajó con los colonos a América del Norte allá por el 1774 y desde entonces se popularizó. Este primer lemon pie no incluía merengue, ya que los colonos eran más bien pobres y los huevos y el azúcar eran escasos y caros.

Y el merengue ya existía hace rato: la primera receta escrita de merengue data de 1604.

Más teorías sobre los orígenes.

Se afirma que la primera receta de lemon pie, compuesta por una base de hojaldre y relleno de crema de limón fue plasmada en 1806 por Elizabeth Goodwell, cocinera estadounidense nacida en Filadelfia.

La señora Goodwell dirigió una pastelería, dio clases de cocina y uno de sus postres característicos, que la llevaron a la trascendencia, era una torta llena de una rica crema de limón.

Hay una leyenda que cuenta que como Elizabeth usaba tantas yemas de huevo para otras preparaciones de su pastelería, un día decidió usar las claras para hacer un relleno de merengue para la torta de limón. Este sería el primer lemon pie como lo conocemos hoy.

Aquel lemon pie fue famoso y no ajeno de controversia, ya que una ex alumna de la señora Goodwell llamada Eliza Leslie, incorporó muchas de las recetas de Goodwell a su propio libro de cocina, entre ellas la del lemon pie.

Pero queda aún una teoría más.

Hay otros historiadores gastronómicos que sostienen que el lemon pie fue inventado en el siglo XIX por el pastelero suizo Alexander Frehse.

Frehse, oriundo del cantón de Romandie, ostentaba ser el primero en combinar la crema de limón con el merengue italiano.

Lo cierto es que no sabemos a ciencia cierta quién inventó el lemon pie, pero nada más rico. Seamos sinceros, ya nos dieron ganas de una porción.

Vamos a cocinar un sabroso lemon pie

Ingredientes para la masa

200 gms. de harina

80 gms. de azúcar

1 pizca de sal

5 cucharadas de azúcar

1 yema

1 cucharada polvo hornear

Jugo de limón

Agua fría cantidad suficiente

Ingredientes para la crema

Jugo y ralladura de 2 limones

1taza de agua

4 yemas

6 cucharadas de azúcar

1 cucharadita al ras de fécula de maíz

Ingredientes para el merengue

4 claras de huevo

1 taza de azúcar

Preparación:

Con todos los ingredientes de la masa antes detallados, buscaremos crear una base de tarta dulce que debe quedar consistente para estirar con el palote hasta dejar en un grosor de masa de medio centímetro aproximadamente.

Por otro lado hacemos la crema de limón con el jugo y la ralladura de 2 limones, 1 taza de agua, 4 yemas, 6 cucharadas de azúcar, 1 al ras de fécula de maíz. Debemos mezclar todo muy bien. Ya que estamos, guardamos las claras para el merengue. Con todo unido, ponemos un recipiente a fuego bajito revolviendo continuamente con cuchara de madera hasta que espese.

Ahora es tiempo de batir las claras a nieve con una taza de azúcar, es decir, el merengue.

Aceitamos y enharinamos una tartera de 24 cm, la cubrimos con la masa. Con esta base, volcamos la crema y cubrimos con el merengue.

Es tiempo de poner la preparación al horno en potencia moderada por 20 minutos aproximadamente, o hasta que veamos que está cosido y el merengue apenas doradito.

Y listo: lemon pie preparado para disfrutar.
Como vemos, la historia no está muy clara, pero que vamos a comer un lemon pie fácil y rico, no tengamos dudas.