En este post vamos a repasar todo lo importante a tener en cuenta y explicaremos, paso a paso, cómo preparar un riquísimo budín en el horno eléctrico.

Tradicionalmente los budines se han cocido al horno, o en alguna olla de material no adherente.

Pero los tiempos han cambiado y es necesario aprender a cocinar lo más básico con las más modernas herramientas que contemos en nuestra cocina.

Es por eso que hoy explicaremos todo lo necesario para poner en práctica nuestras habilidades en la cocina moderna.

En estos tiempos fríos, qué mejor que comenzar con un budín esponjoso, ideal para compartir en familia o como una pequeña merienda.

Hoy lo prepararemos en poco tiempo, gracias a nuestro horno eléctrico.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Consejos para preparar un budín en el horno eléctrico

Uno de los primeros temores surge a la hora de tener que establecer un tiempo y una temperatura de cocción.

Según los especialistas, el tiempo de cocción de un budín al horno eléctrico es fundamental para lograr un buen horneado, teniendo en cuenta que la temperatura oscila entre 200°C y 210°C.

Como es sabido, los hornos eléctricos cuentan con dos modelos principales: uno con cocción desde abajo y otro con calor de arriba y de abajo.

Si tenemos el horno eléctrico que solo da calor de abajo y a 200°C, lo más probable es que se nos queme la base y no quede cocido nuestro budín.

Por eso recomendamos los modelos de horno eléctrico que cuentan con los dos calores, ya que permiten una cocción segura y pareja, sin quemar de abajo y tostando el budín por arriba.

De todas formas, siempre es un buen consejo ir siguiendo por la ventanita el proceso de cocción. Es posible que durante el mismo, tengamos que girar el bizcocho.

El calor del horno eléctrico

Nuestro budín nos irá enviando señales sobre el calor del horno eléctrico.

Colocar la temperatura correcta, siempre precalentar el horno, colocar la modalidad, y esperar el tiempo adecuado, son claves para un buen horneado del alimento.

Pero si no nos sale bien puede pasar lo siguiente:

– Si el budín se hunde en el centro, es que el horno eléctrico está demasiado caliente. Lo correcto es que el budín suba en forma de “montañita”.

– Si solo suben los bordes del budín, tiene poca temperatura en general y suele ocurrir cuando no se precalienta correctamente el horno eléctrico.

– Si el budín sube pero se tuesta de más, significa que la temperatura se encontraba muy por encima de la necesaria y el tiempo de cocción programado era incorrecto.

Listo. A cocinar. Manos a la obra.

Receta de budín de naranja en el horno eléctrico

Para comenzar, sepamos que el molde indicado para un buen budín siempre dependerá de la cantidad de masa que vayamos a hornear en él. Procuremos la relación correcta y busquemos también, moldes desmoldables y antiadherentes.

Ingredientes:

15 cucharadas azúcar

12 cucharadas aceite

15 cucharadas harina

1 naranja (jugo y ralladura)

1 huevo (grande)

1 chorrito leche

1 tapita esencia de vainilla y

1 cucharadita de canela

Germen de trigo para ponerle por arriba (opcional)

Proceso:

Con la batidora, ritmo despacio, mezclamos el azúcar con el aceite y agregamos el huevo. Luego agregamos la ralladura y el jugo de naranja y mezclamos agregando la esencia y la canela.

Ya con la mezcla lista, sumamos la harina, pero no batiendo sino envolviendo y agregamos lentamente el chorrito de leche.

Preparamos la budinera, enmantecada y enharinada, y agregamos la mezcla. Si gustamos le ponemos el germen de trigo por arriba.

Lo llevamos a horno eléctrico precalentado, bajo-medio por, aproximadamente, media hora.

Esto puede variar, por eso se aconseja realizar la prueba de insertar un cuchillo: si sale limpio, el budín ya está listo.