Si bien está claro que no es simple ni fácil, repasemos algunas características y consejos para hacer un sabroso sushi casero.

El sushi es un alimento que no permite término medio de adhesión: o se lo ama o se lo odia. Algunos dirán que no hay nada más delicioso que esos rollitos de arroz con pescado crudo, forrados con algas. Otros dirán que no hay nada menos atractivo que unos rollitos de arroz con pescado crudo, forrados con algas.

Y está bien, así son los gustos.

Pero en realidad es importante saber que existen muchos tipos de sushi y que no siempre llevan pescado crudo.

Hoy repasaremos algunos tipos de sushi, con sus características para elegir mejor, pero además, enseñaremos cómo escoger y tratar el pescado crudo y cómo preparar nuestro propio sushi casero.

Niños y pantallas: ¿ya es hora de que tenga una Tablet?

Algunos tipos de sushi

Maki: es el que más conocemos y cumple que la descripción más popular: arroz y pescado crudo, con otros ingredientes, enrollados en un alga noru.

Uramaki: digamos que es un maki pero al revés, es decir, lo que queda por fuera del rollo es el arroz. El alga envuelve los ingredientes del relleno, y a su vez está envuelta en el arroz que se suele rebozar con semillas de sésamo, por ejemplo.

Nigiri: son como croquetas de arroz, cubiertas de pescado crudo y otros ingredientes.

Temaki: son conos de alga nori rellenos de arroz y otros ingredientes.

Gunkan: en el gunkan el arroz se envuelve en una tira gruesa de alga que logra formar una especie de pequeño cuenco. Por encima, en algunos casos, suelen llevar huevas de pescado. O no.

Sashimi: es un trozo de salmón cortado de una determinada manera, y que suele ser la devoción de los paladares que gustan del sushi.

Oshi: son capas de arroz y pescado, sumados a otros ingredientes, pero que van prensadas en un molde especial, generalmente cuadrado o rectangular.

Las partes del sushi

– Pescados: Se puede elegir entre varios pero los más utilizados son el salmón y el atún. Hay diferentes cortes, que varían en sabor, textura y en precio. El jurel es una buena alternativa también. Con respecto a la anguila, que es uno de los mejores pescados para sushi, recordemos que nunca se come cruda. Sí o sí cocida.

– Alga nori: El alga que se utiliza para enrollar el sushi se llama nori. Tradicionalmente en Japón, las algas se raspaban de los palos del puerto, se prensaban en láminas y se dejaban secar al sol. Hoy se cultivan, se elaboran, se tuestan y se venden en láminas estándar.

– Arroz: Hay un arroz para sushi especial, de grano redondo y algo transparente. A veces no es fácil de conseguir por lo que se lo puede reemplazar por un arroz que se perciba redondo. Esa es la característica.

Salsas para sushi

Como sabemos y hemos visto, el sushi se sirve con salsas o aderezos en los que se mojan las piezas antes de comerlas. Entre ellas se destacan:

– Wasabi: Para los que no saben, el wasabi es una raíz con un sabor muy intenso y picante. Es difícil encontrar el verdadero wasabi fuera de Japón; lo que solemos encontrar es una pasta o un polvo picante similar.

– Salsa de soja: Ya es bastante conocida y fácil de conseguir en cualquier supermercado. Tiene sabor dulce y amable, pero presente.

Cómo hacer sushi casero en solo 5 pasos

1- Cocemos el arroz

Antes de ponerlo a hervir, se sugiere lavarlo muy bien y así quitarle el almidón. Hay quienes lo lavan hasta 9 veces. Luego de enjuagarlo, lo dejamos reposar media hora.

En una olla, ponemos la misma cantidad de arroz que de agua y la tapamos. La olla estará tapada durante toda la cocción y reposo, evitando la evaporación.

Primero ponemos la olla a fuego máximo hasta que hierva y en ese punto, bajamos al mínimo por 10 minutos aproximadamente. Apagamos y dejamos reposar, siempre tapado, otros 10 minutos.

2- Preparamos los aderezos

Mientras el arroz reposa, preparamos el aderezo. Por un lado la salsa de soja lista. Pero sino, podemos preparar un sushi-zu que consiste en mezclar vinagre con azúcar y sal hasta que disuelvan completamente.

3- Enfriar el arroz

Luego de aquellos últimos 10 minutos de reposo, vertemos el arroz sobre una bandeja o tabla de madera. Le agregamos con una cuchara suavemente el sushi-zu, procurando no romper el arroz. Llevemos el arroz a temperatura ambiente.

4- Alistar todos los ingredientes

Tengamos a la vista y a mano todos los ingredientes que necesitamos para el armado del sushi. Cortamos palta y pepino en bastoncitos, el pescado en bastones finos para los rolls y en láminas finas (cortadas en sentido horizontal) para los nigiris.

5- Armado del sushi hecho en casa

Para hacer los maki o rolls, extendemos nuestra esterilla y ponemos un trozo de film transparente bien extendido por encima. Colocamos una lámina de alga nori, con la parte brillante hacia abajo. Las láminas de nori van con la textura en el mismo sentido que las líneas de la esterilla.

Para que el proceso sea más simple, vayamos mojándonos las manos, ya que el arroz es pegajoso. Con las manos humedecidas, vamos distribuyendo una capa fina de arroz sobre el nori, dejando 1 centímetro libre sobre uno de los lados largos de la lámina para poder cerrar luego.

Sobre la plataforma de arroz, colocamos el relleno escogido a lo largo, a unos 3 dedos del borde por el que comenzaremos a enrollar. Con todo listo, enrollamos ayudándonos con la esterilla y el film. En el girar, vamos apretando sin exagerar para que no se escape nada, y al terminar, humedecemos apenas el borde de unión.

Y listo: sushi casero.
En nuestro próximo encuentro gastronómico, seremos los anfitriones más sofisticados.